Un ejemplo de organización y trabajo conjunto por un objetivo común fue el que demostraron vecinos del Cerro La Virgen, de San Antonio, quienes desarrollaron un proyecto de recuperación del espacio público.

La iniciativa, que contó con el apoyo del Fondo Concursable “Contigo en Cada Gota”, de Esval, permitió a la comunidad transformar un sitio eriazo en una plaza ecológica y con juegos infantiles, contribuyendo a mejorar el entorno y con ello, la calidad de vida del sector.

Soledad Guerra, presidenta de la Junta de Vecinos Cerro La Virgen, comentó que “esto es un gran adelanto para nuestra población y sobre todo para nuestros niños, que ahora tienen un espacio para entretenerse. Gracias a Esval pudimos instalar estos juegos infantiles, además de jardineras elaboradas con material reciclado, así que esperamos que las familias vengan y cuiden este espacio que es de todos”.

La comunidad del sector colaboró también con el mejoramiento del terreno, la construcción de muros y con ilustraciones que difunden la importancia del cuidado del agua y del medioambiente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *