Un grupo de vecinos de Zapallar denuncian graves daños al ecosistema, muerte de animales y reiterados problemas de salud que, acusan, tendría estrecha relación con las obras que engloban al nuevo Túnel El Melón Fase II, en la región de Valparaíso.

Son doce familias que viven específicamente en una parcela del sector de Catapilco, quienes dicen que este proyecto no contaría con su respectivo Estudio de Impacto Ambiental, por lo que a diario deben lidiar con este tipo de complicaciones.

Margarita Navia, representante de la comunidad “Los Navia”, dijo que mantienen en curso una demanda civil en contra de la Empresa Belfi, a cargo de estas obras, debido al daño ocasionado.

El hecho fue duramente criticado por el diputado Daniel Verdessi, quien catalogó esto como una “tragedia ambiental”, consigna BioBioChile.

El demócrata cristiano agregó que se han realizado más de 900 tronaduras, moviendo miles de toneladas de roca. Además, se han destruido vertientes naturales, contaminado el agua y la vegetación.

Desde la Seremi de Obras Públicas emitieron un comunicado señalando que “la normativa vigente determina que el proyecto no requiere ingreso a evaluación ambiental. Pese a esto, antes del inicio de las obras se efectuó el análisis de pertinencia ambiental ante el Servicio de Evaluación Ambiental (SEA), organismo que señaló en su resolución que, según los antecedentes entregados, la obra no requería ingresar al sistema”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *