Una destacable iniciativa desarrolló la Junta de Vecinos “Villa Rukán III”, de Reñaca Alto, a través de la implementación de un huerto comunitario y sustentable que beneficia a cientos de familias que viven en este sector de Viña del Mar.

El proyecto, concretado gracias al Fondo Concursable “Contigo en Cada Gota”, de Esval, permitió habilitar 2 invernaderos y 6 jardineras, alimentados por un sistema de riego por goteo semiautomático, lo que además contribuye al cuidado y uso eficiente del agua.

“Este ha sido un trabajo de mucho esfuerzo que implementamos con los vecinos, además, hicimos una compostera con residuos que agregamos a las plantas para llenarlas de nutrientes, y así dar vida a este sector y que los niños aprendan de una manera sana y saludable a cultivar alimentos mucho más orgánicos, sin pesticidas o transgénicos. Estamos muy agradecidos de los fondos de Esval, ya que sin esos recursos no podríamos haber llevado a cabo este proyecto. Ahora, a cosechar y luego volver a sembrar, para que esta iniciativa siga siendo sostenible en el tiempo”, comentó Fernanda Castillo, presidenta de la Junta de Vecinos Villa Rukán III.

Sumado a ello, el proyecto consideró una capacitación con profesionales especialistas en cultivos y compostaje, que realizaron clases gratuitas a la comunidad con el fin de educar en la producción de vegetales sustentables.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *