Vecinos de Quintay en conjunto a la Corporación Prodefensa del Patrimonio le entregaron una carta al jefe de la Defensa para la región de Valparaíso, el contralmirante Yerko Marcic, para que se tomen medidas sanitarias en la localidad costera.

Esto, entendiendo el problema de agua potable que vienen denunciando los ciudadanos desde hace meses atrás y que tiene relación con que el recurso hídrico con el que cuentan para consumo humano está contaminado.

Es por esta razón, que le solicitan que que ejerza las atribuciones con las que cuenta el contralmirante para poder controlar el acceso a la localidad de Quintay, mediante una barrera sanitaria, y además se les entregue a los ciudadanos agua potable para el consumo humano e higienización de manos.

Así lo aseguró Hernán Madariaga, vocero de la corporación prodefensa del patrimonio.

Gabriel Muñoz, abogado de la corporación, hizo énfasis en que según las atribuciones de la ley, el jefe de defensa puede abastecer de agua a la localidad requisando el recurso desde el sector privado. En específico, según el abogado, el 90% del agua en dicha localidad es privada, por lo que se puede suministrar agua potable limpia a la gran mayoría de los vecinos de Quintay, consigna BioBioChile.

Alejandra Torres, tesorera de la junta de vecinos de Quintay, especificó que en estos momentos, no cuentan con los recursos básicos para lavarse las manos. Problema con el que viven desde hace 6 meses y que se vio agravado después de un sumario sanitario interpuesto a la municipalidad de Casablanca por el Seremi de salud.

Según consignan en la solicitud, el jefe de la defensa puede actuar en base a l artículo 19 de la ley 18.415 de la Constitución en base a los Estados de Excepción y demás artículos pertinentes de la ley 19880 que establece Las Bases de los Procedimientos Administrativos que rigen los Actos de los Órganos de la Administración del Estado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *