Municipio porteño pavimenta calle y vecinos sospechan que se debe a proyecto inmobiliario. ¿Qué opina usted?

¿Será que vienen las elecciones municipales o será que vienen 4 torres de 15 pisos? Esa es la pregunta que se hacen los vecinos de Placilla Curauma, quienes tras 11 años, por fin ven pavimentado el tramo de avenida Curauma Norte, también llamado como «Tierra de Nadie», debido al total abandono que por más de una década sufrió este lugar.

Así lo publicó la Asociación por la Preservación y Desarrollo de Placilla y Curauma (APPC), que por una coincidencia o no, sospechan que los trabajos de mejora vial realizados por la municipalidad de Valparaíso tienen relación con el nuevo proyecto Barrio Parque Curauma que contempla 4 edificios de 15 pisos.

Por tal razón, vecinos de este sector se han estado organizando para oponerse a esta construcción, realizando asambleas y realizando acciones para que el municipio tome cartas en el asunto.

«Las acciones son hacer llegar a las distintas autoridades nuestras molestias y la preocupación que tenemos debido a la aprobación de proyectos inmobiliarios, siendo que este lugar no da para más. Tenemos problemas de transportes, de seguridad, de salud, por eso pedimos planificar con anterioridad», dijo la presidenta de APPC, Marcela Pérez, quien aclaró que el propio alcalde de Valparaíso, Jorge Castro, se comprometió a no aprobar este proyecto inmobiliario.

Según señalan, en una asamblea realizada el 28 de mayo del 2015, la delegada municipal de Placilla, María Angélica Silva, señaló que «la comunidad y el alcalde Jorge Castro nos encontramos en la misma vereda» y dejó claro que «el alcalde está comprometido con la comunidad y que este proyecto de las cuatro torres NO debiera aprobarse». Por tal razón, los vecinos se sienten traicionados por el alcalde.

Los argumentos que esgrimen los vecinos para rechazar este proyecto son, considerando la gran cantidad de gente que llegará a vivir en estos cuatro edificios de 15 pisos, que no existen obras de mitigación como pasos sobrenivel, semáforos, ensanchamientos de calles y mejoras en los servicios, como las piscinas de Esval que los vecinos aseguran que se rebalsan y que con tal cantidad de personas podrían reventar. Además, agregan como otra problemática el gran problema de locomoción colectiva que sufren en este sector de Valparaíso.

Los vecinos también señalan que en sesión del Concejo Municiál del 26 de febrero, el Director de la Dirección de Obras Municipales dijo que a raíz del proyecto de las torres solicitará congelamiento al Minvu para Placilla, lo que no significa que se anulen los permisos ya entregados.

Sin embargo, los vecinos agregan que «no estamos en contra de la construcción, estamos en contra del abuso y de la falta de planificación de parte de las autoridades. Pensemos en el futuro. Si no exigimos mejoras en los servicios, previo a la llegada de nuestros nuevos vecinos, lo pagaremos todos».

 

 

Fuente: Elmartutino.cl
Imagen: elinmobiliario.cl

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *