A través de una resolución exenta, el Gobierno cambió su política en torno al COVID-19 y la migración, luego que algunos medios de comunicación de Perú indicaron que cualquier extranjero que llegase de visita a Chile podría vacunarse contra el coronavirus y que esto estaba siendo explotado “económicamente” por parte del Estado.

Según el documento al que tuvo acceso la radio Bio Bio, ahora sólo podrán vacunarse en Chile los extranjeros que mantengan residencia definitiva en nuestro país.

En su segundo punto, el texto confirmó que “debe precisarse que la población ‘que vive en Chile’, es aquella que tiene la nacionalidad chilena, permanencia definitiva, visa de residente, visa de estudiante o visa sujeta a contrato, o quienes cuenten con una visa de solicitud temporal o definitiva ingresada a trámites”.

De esta manera, se excluye a “aquellos que están transitoriamente en el país exclusivamente con una visa de turista”, lo que terminaría con lo informado por la televisión peruana, donde indicaron que “antes de colocarse la primera dosis de la vacuna debe acatar siete días de cuarentena. Luego retornaría al Perú y volvería a Chile tres semanas después para aplicarse la segunda dosis. El costo total del viaje, entonces, asciende a los US$1.000”, consigna El Dínamo.

La denuncia que realizaron los medios de comunicación del Perú fue comentada por la seremi de Salud de la Región Metropolitana, Paula Labra, quien en una reunión con la prensa nacional dijo que el plan de vacunación tenía como único objeto vacunar a nuestros compatriotas.

De acuerdo a Labra, “el proceso de vacunación en la RM está definido solamente para las personas que viven en Chile, aquellos que tienen nacionalidad chilena, que tienen una visa de residencia, visa de estudiante, o están en tramitación de una visa temporal”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *