Anoche un nuevo operativo de control de Sernapesca permitió la incautación de 3 mil 888 kilos de merluza común proveniente de la Región del Biobío. El cargamento no contaba con acreditación de origen legal, y estaba oculto bajo una partida de pejegallo.

Sólo la minuciosa revisión de la carga del camión patente UP 2575, permitió desbaratar este transporte ilegal, ya que bajo las bandejas de pejegallo (legalmente transportado) se hallaban 162 bandejas de merluza común, recurso que además se encuentra bajo estrictas medidas de administración, debido a su estado de sobreexplotación.

Así lo informó el Director Regional de Sernapesca, Héctor Gutiérrez, quien agregó que “a partir de la ultima veda biológica de la merluza común, ocurrida en septiembre, se ha intensificado la fiscalización en el Terminal Pesquero Metropolitano y también en otros lugares como el acceso sur de Santiago, el Mercado, la Vega Central y los sectores aledaños al TPM de los cuales se tiene conocimiento que son utilizados como lugares de transacciones de recurso ilegal”.

Esta mayor fiscalización ha rendido rápidamente sus frutos, con la detección e incautación de un total 14 toneladas de pesca ilegal entre la madrugada del viernes y la noche del lunes sólo en el Terminal Pesquero Metropolitano y las calles cercanas.

Finalmente, Gutiérrez explicó que quienes venden pesca ilegal modifican constantemente sus métodos de evasión de la fiscalización, por lo que Sernapesca está en una permanente revisión de sus estrategias, y en la adopción de nuevas tecnologías y procedimientos con el fin de detectar oportunamente estos ilícitos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *