La subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza, detalló esta mañana el protocolo establecido para el uso de piscinas públicas y privadas en condominios, además de recalcar los lineamientos que deberán seguir los cines y gimnasios que puedan operar en zonas en Fase 4 -Apertura Inicial- del plan Paso a Paso que impulsa el Gobierno.

Daza expuso que durante esta jornada se publicará en la página web del Ministerio de Salud el protocolo para piscinas, donde se deberá implementar «un flujo de entrada y de salida», además de que «no van a poder usarse los camarines, no va a poder usarse mobiliario que se pueda compartir, tampoco juegos, pelotas o cualquier tipo de cosas relacionadas, sobre todo en las piscinas públicas».

Sumado a ello, continuó, «va a haber un aforo que va a estar determinado por dos aspectos: el tamaño de la piscina y por el lugar de recreación. El aforo que se va a usar es el más estricto del lugar físico». También estarán contempladas «las medidas generales de alcohol gel, toma de temperaturas, distanciamiento físico y uso de mascarillas mientras las personas no estén dentro del agua. Tiene que haber un control dentro de las personas que están utilizando la piscina», dijo.

En cuanto a los cines, la subsecretaria comentó que «hemos publicado el protocolo de los cines, este permite abrir a partir de la etapa 4, Apertura Inicial, tiene un aforo de 50%, pero tiene que haber al menos un metro de distancia entre una persona y otra. Lo más importante es que tiene que haber un flujo de entrada, un flujo de salida, alcohol gel y las medidas sanitarias que ya conocen», consigna Emol.

«Lo otro relevante es que está prohibido consumir alimentos dentro del cine y, por lo tanto, está prohibida la venta de alimentos dentro de estos recintos debido a que una persona cuando está comiendo se saca la mascarilla y la posibilidad de contagio es mayor», acotó. En relación a los gimnasios, comentó que «hemos implementado un protocolo que está también a partir de la Apertura Inicial, etapa 4.

Este protocolo, en términos generales, también tiene un aforo determinado por las clases y por tiempo. Lo que sabemos hoy día respecto a las situaciones de riesgo es que no solamente importa el número de personas que esté en un lugar, sino que el tiempo que está ese número de personas en ese lugar, si está con o sin mascarilla y también si el lugar tiene o no ventilación». «Por lo tanto, es muy importante que los gimnasios que, en general, son lugares cerrados, sea restringido a una hora el periodo de uso del gimnasio con un distanciamiento de dos metros entre las personas y un flujo de entrada y salida. Lo mismo en las máquinas, son dos metros entre el uso de estas», concluyó Daza.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *