Sin mascarillas, ni alcohol gel, los habitantes de Juan Fernandez realizan su vida cotidiana en medio de la emergencia sanitaria que se vive en el territorio nacional.

Las autoridades isleñas dijeron que esto se debe a las medidas que se tomaron al inicio de la pandemia.

Recordemos que la isla cerró sus fronteras cuando se estaban dando a conocer los primeros contagios en el continente.

Actualmente el archipiélago es una de las pocas que se encuentra en la fase 4 del plan paso a paso, lo que permite que el comercio funcione de una manera cotidiana, se pueda asistir a restaurantes y a eventos públicos de hasta 300 personas en lugares al aire libre y 150 en lugares cerrados.

También se comunicó que los alumnos pueden ir al colegio y los trabajadores realizan sus labores de manera presencial.

Leopoldo González, alcalde de Juan Fernandez, dijo que incluso hay reuniones familiares y que las personas salen a realizar deporte sin problema, consigna BioBioChile.

La autoridad agregó que la vida en la isla es como si no hubiese pandemia.

De todas maneras, el jefe comunal señaló que deben respetar el toque de queda, el que a partir de este lunes es a las 9 de la noche.

Asimismo, dijo que existe un estricto protocolo sanitario para la tripulación del navío que va a dejar los víveres a la isla.

Dentro de las medidas, se incluyen un PCR 4 días antes del zarpe, una sanitización a los espacios de buque y el personal tiene prohibido pisar la isla cuando se realiza la entrega de carga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *