Tras más de 124 años de historia, el tradicional bar restaurante Cinzano, en Valparaíso, cerró sus puertas para siempre, afectado por problemas económicos.

El local ya tenía dificultades antes del 18 de octubre de 2019, pero el estallido social y luego la pandemia terminaron por darle el golpe final. De hecho, en abril de este año hubo manifestaciones de trabajadores del local, quienes reclaman por sueldos e imposiciones impagas.

Ante esto reacionó el alcalde Jorge Sharp, quien manifestó que «es urgente revertir el cierre del Cinzano y otros locales porteños que han cerrado por la crisis» actual.

Para ello, anunció que le propondrá a grandes grupos empresariales presentes en la ciudad, como la familia Von Appen, la Empresa Protuaria de Valparaíso, Cencosud y Walmart, entre otros, la creación de un fondo de apoyo al comercio local.

«Es hora que grandes apoyen a los que más lo que necesitan», afirmó el jefe comunal.

Nacido en 1896, el tradicional bar ubicado en la Plaza Aníbal Pinto recibió en 2008 la distinción «Memoria Viva» por parte de la Municipalidad de Valparaíso.

El 40 por ciento de los locales de Valparaíso han debido cerrar tras el estallido social y también por los efectos económicos de la pandemia, según cifras de la Cámara de Emprendedores de Chile.

Comerciantes preocupados

El presidente del Comercio Unido, Héctor Arancibia, señaló que debido a la manifestaciones la situación del sector es crítica y denunció que no han tenido el apoyo suficiente del municipio porteño.

«Cero apoyo por parte del municipio, solamente una patente del año 2020 que quedó con descuento del derecho de aseo. No nos reunimos con él (Sharp), no nos cita para nada», criticó el líder gremial.

Mientras que, sobre este plan que anunció el alcalde, Arancibia afirmó que «suena bonito» pero que se debe hablar con las empresas para analizar distintos puntos que permitan llevarlo a cabo.

«Ahí se debe partir y conversar con ellos, quiénes serían los actores que estarían poniendo los recursos para ayudar a levantar a nuestro comercio, que está prácticamente por el suelo y con este tipo de manifestaciones que no aportan y no ayudan en nada», afirmó el presidente del Comercio Unido.

Finalmente puntualizó que «las ventas de ayer cayeron entre un 50 y un 60 por ciento, sólo por el temor de la gente de lo que podía pasar», consigna Cooperativa.

Por su parte, el vocero de los trabajadores del Cinzano, Leonardo Zúñiga, reconoció que tiene «una rabia sumamente grande, sobre todo con el alcalde actual que es Jorge Sharp porque él nunca se preocupó por nosotros».

«Cuando empezó el tema del estallido social, fue el primero que incentivo a la gente a manifestarse y a marchar, entonces, que ahora paso esto, porque el Cinzano es una marca internacional, y al hablar del Cinzano todos abren los ojos, pero que él se haya preocupado de esto lo encuentro el cinismo más grande», expresó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *