Luego de varios meses de incertidumbre con respecto a los planes del litoral central durante la noche de Año Nuevo, finalmente este lunes el intendente de la Región de Valparaíso, Jorge Martínez, confirmó que los tradicionales fuegos artificiales que se lanzan en la costa serán cancelados, debido a los retrocesos que se anunciaron este lunes para la zona en el marco del Plan Paso a Paso.

La noticia cayó como un balde de agua fría en las administraciones municipales, donde se calificó la decisión como una «situación durísima para la ciudad». «La pérdida que ha sufrido la municipalidad muy probablemente ascienda a los $250 millones si es que la fecha de los fuegos artificiales no se redefine», aseguró el alcalde de Valparaíso, Jorge Sharp al canal 24 Horas.

Al respecto, el jefe comunal aseguró que intentará negociar con la empresa contratada para el espectáculo, en vista de que la cancelación se relacionaría con «una causal vinculada al acto de autoridad que en el derecho civil está vinculada al caso fortuito, a la fuerza mayor», explicó.

«Es muy probable que se abra una discusión, esperamos lo más expedita posible, con la empresa en los términos del contrato para poder saber bien cómo va a quedar este tema, pero adelanto que la municipalidad va a tener una pérdida económica importante como consecuencia de esta decisión, y consecuencias de otros servicios anexos que se van contratando para hacer los fuegos artificiales como cada año», dijo.

Más temprano, el alcalde aseguró que «la gente quería los fuegos artificiales», porque en la zona son una «fiesta popular». «Es una decisión muy dura para el turismo, porque pone en un marco de incertidumbre la temporada turística entera», advirtió Sharp y cita Emol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *