El alcalde Jorge Sharp se refirió al juicio de cuentas que iniciará la Contraloría por presunta malversación de caudales públicos en la Corporación Municipal de Valparaíso (Cormuval), afirmando que se trata de malas prácticas que venían de años anteriores.

Se expone el presunto mal uso de 931 millones de pesos, de la Subvención Escolar Preferencial (SEP), y que fueron destinadas a la compra de distintos elementos para dos liceos de la comuna.

Se trata de los liceos Técnico de Valparaíso y María Luisa Bombal, donde la Contraloría también descubrió que estudiantes de ambos centros educacionales fueron utilizados “para trabajar como garzones y cocineros, siendo menores de edad y sin autorización expresa para efectuar esa actividad”, consigna BioBioChile.

Por estos hechos, el organismo envió los antecedentes al Ministerio Público, atendido que los hechos podrían revestir caracteres de delito, en particular una presunta malversación de caudales públicos.

Alcalde Sharp responde

A través de una transmisión en vivo desde la página de Facebook del municipio, el alcalde Jorge Sharp se dedicó a desmenuzar el informe de Contraloría para los vecinos y vecinas, junto a entregar explicaciones.

Durante gran parte del registro, el jefe comunal afirmó que el caso corresponde a malas prácticas perpetradas por administraciones anteriores, añadiendo que cuando se destapó la denuncia a fines de 2018, su equipo se encargó de entregar los antecedentes a Contraloría y la Defensoría de la Niñez.

“El informe es categórico porque da cuenta de cosas que se venían haciendo hace muchos años de mala manera en la Corporación Municipal, que se habían tendido a naturalizar como prácticas legítimas para el sistema de educación pública de Valparaíso”, sostuvo Sharp.

Recalcando lo anterior, el alcalde porteño indicó que se normalizó por tratarse de liceos técnicos, pero que se trata de algo que que “hay que corregir y abordar”.

“Nos hicimos cargo de una institución moribunda, una institución que siempre fue objeto de un conjunto de irregularidades, con un déficit gigantesco”, consigna BioBioChile.

“Hemos podido ordenar muchas cosas (…), pero hay cosas que no pudimos resolver como la Contraloría esperaba que resolviéramos, y ahí hay una autocrítica que hay que hacer, porque todos los esfuerzos que se hicieron desde la Corporación Municipal no han sido suficientes para poder haber detectado esto en 2017 cuando llegamos, o a mitad de 2018 cuando ya estábamos a cargo de esto”, añadió.

Para remediarlo, el alcalde aseguró que solicitarán una reunión con el contralor Jorge Bermúdez y la defensora de la Niñez, Patricia Muñoz, para “ponernos a disposición, entregar antecedentes y solicitar su colaboración para abordar los temas de este informe”.

Asimismo, declaró que se reunirán con la Fiscalía Regional para aportar en la investigación.

Finalmente, respecto al trabajo adolescente, Sharp dijo que “si tiene lugar alguna infracción o alguna situación de vulneración de derechos, yo voy a ser el primero que va a estar en tribunales y en el lugar que sea para denunciar esa situación”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *