En el ambiente se sentía nerviosismo y emoción propio del anhelado traslado, el cual era esperado hace tiempo por los equipos que componen los servicios de Pediatría, Cirugía y Traumatología Infantil, quienes a partir de este mes ya se encuentran instalados en las nuevas dependencias del Área Médico Quirúrgica Pediátrica del Hospital Dr. Gustavo Fricke.

Por ello, no se dejó nada al azar y una de las medidas adoptadas fue realizar el traslado en conjunto con las madres, padres o tutores de los menores que se encontraban internados en las unidades clínicas, permitiendo a sus sus seres queridos apoyar emocionalmente el cambio a las nuevas salas.

El Dr. Claudio Cisterna, Jefe del Servicio de Pediatría del Hospital Dr. Gustavo Fricke comentó tras concluir el traslado que “estamos muy contentos de poder cristalizar un sueño que hoy se concreta después de muchos años de trabajo con los equipos de Puesta en Marcha, equipos directivos, y por supuesto, con todos los equipos de Cirugía, Pediatría y Traumatología Infantil que hoy tienen nueva casa”.

Destacó el el Dr. Cisterna, “la alegría de esta apuesta, fundamentalmente, por nuestros pacientes, quienes van a poder recibir una atención de calidad y como se merecen. Nuestras instalaciones tienen un estándar internacional, y queremos en ese mismo sentido, que nuestra atención pueda tener ese nivel de calidad”.

Por su parte, el Dr. Edgardo Vallejos, Jefe del Servicio de Traumatología Infantil destacó que “estamos contentos por la tecnología y la belleza de este lugar. Además, contamos con un mejor espacio para los pacientes, y en el caso específico de traumatología, el servicio quirúrgico cuenta con un mayor número de pabellones que nos permitirán optimizar nuestro trabajo”.

En tanto, el Dr. José Mena, Jefe del Servicio Quirúrgico Pediátrico del Hospital Fricke indicó que “este es un anhelo de muchos años de poder contar con un espacio tan moderno y tan amplio que beneficie directamente a los niño y, niñas de nuestra región, ya que el paciente es el centro de la atención y en este caso, los niños, y mientras nos entreguen un espacio que signifique entregar seguridad y calidad en la atención en la atención de salud, nosotros estamos muy contentos”, aseguró.

Cambios que entregan dignidad

El Dr. Cisterna señaló que “este cambio además es relevante porque nos va a poder permitir que los padres, madres y tutores estén prácticamente todo el tiempo con los niños y niñas, obviamente dependiendo de sus posibilidades, pero sin duda, esto es un cambio relevante en la pediatría, porque los niños necesitan de sus padres, además es terapéutico. Así que no es solo un tema de cambio físico, sino que además, es un cambio en la estructura, en la forma en que hacemos las cosas y eso nos tiene muy contentos, muy felices y esperamos hacer lo mejor que podamos en este hospital ofreciéndole a nuestros pacientes y a la quinta región un hospital de nivel mundial”.

En este sentido, el Dr. José Mena explicó que “nosotros trabajamos, en el fondo, para respetar la dignidad de los pacientes y sus familias. Sabemos que en la atención pública se recibe gente que mucha veces no tiene otra opción donde acudir, entonces, tenemos que hacerlo lo mejor posible, y para nosotros recibir este lugar es una maravilla para poder entregar una mejor atención a los niños, pues el respeto a la dignidad de los pacientes es lo más importante”.

Pacientes y padres contentos por el cambio

Los papás y mamás que acompañaron el cambio de sus hijos e hijas llegaron a primera hora para ayudar a guardar las pertenencias de los niños y niñas, para así esperar el llamado de las enfermeras que les indicaban que podían iniciar el traslado desde el antiguo hospital hasta las salas del quinto piso del nuevo recinto.

Ronny Pérez, fue uno de los primeros en llegar para colaborar en lo que fuera posible. Se considera parte del equipo hospitalario, pues su hijo Ignacio de tan solo 3 años, lleva 9 meses hospitalizado por un tratamiento de una obstrucción intestinal crónica. Luego de llegar a las nuevas salas de pediatría y jugar con su hijo,  comentó que “junto a mi familia estamos súper contentos con el tratamiento y con este traslado, ya que es mucho más cómodo para mi hijo y para el servicio en general, se agradece. Además, mi hijo sale a caminar durante el día y ahora tiene mucho, mucho espacio para salir a caminar, todo muy lindo y agradecido totalmente del hospital”.

Cristóbal Salomón, de 10 años y que se encontraba en una habitación cercana a la de Ignacio indicó que “me gusta más la cama de este hospital que la otra, porque es más cómoda y acá estoy mejor que en el otro lado”.

Por último, Janni Donoso, quien tiene a su hijo hospitalizado por neumonía relato que “me atendieron altiro, exámenes altiro, todo muy rápido, no dieron tiempo para que él empeorara. Yo no soy de acá de Viña del Mar y tenían que trasladarlo, pero tampoco permitieron el traslado porque podía pasar algo en el camino, así que estoy muy agradecida porque me han tratado súper bien, me puedo ir tranquila a la casa porque las enfermeras trataban súper bien al Sebita, mucho mejor que cualquier otro lugar. De hecho estábamos hablando con la señora que también tiene hospitalizado a su hijo sobre la comodidad, es para uno y para los niños”.

Nueva Área Pediátrica

Las dependencias del Área Médico Quirúrgica Infantil, que albergan a Pediatría, Cirugía y Traumatología infantil, contemplan 66 camas en total. Sin embargo, por la pandemia se ha considerado un total de 44 camas para favorecer el aforo y el acompañamiento de los padres. A su vez, en cada sala se ha dispuesto de dos camas, baño privado, closet, ambiente climatizado, ventanas en sistema termopanel, control de iluminación y sistema de llamado para enfermeras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *