Seis concejales de la Municipalidad de Valparaíso presentaron una denuncia por notable abandono de deberes contra al alcalde Jorge Sharp, en el Tribunal Electoral Regional (TER).

El documento consta de 17 acusaciones, entre las que destaca el caso del informe de la Contraloría General de la República sobre el estado de la Corporación Municipal, y el retorno de 931 millones de pesos que habrían sido mal usados. En esa denuncia también consta la investigación de trabajo adolescentes en dos liceos de la comuna.

Además, en el documento de 112 páginas cuestionan irregularidades e ilegalidades en contratos a funcionarios, contratos de arriendo y concursos públicos, deteniéndose en particular en ilegalidades incurridas en la contratación de la Cooperativa Renacer Patrimonial.

Tal como ocurrió en julio, los concejales Ruth Cáceres, Carlos Bannen, Marcelo Barraza, Eugenio Trincado, Daniel Morales y Luis Soto cuestionan la lentitud en la resolución de una serie de sumarios, y además señalan negligencia en el control del comercio ambulante y los perros vagos, consigna BioBioChile.

Los concejales Carlos Bannen y Ruth Cáceres señalaron que la administración ha estado marcada por problemas con dineros y por tomas de decisiones. Cáceres enfatizó en el sumario que suspendió por dos meses a un funcionario por una denuncia de acoso.

El concejal DC, Marcelo Barraza, enfatizó en un gasto de mil 200 millones de pesos gastados en lo que calificó como despidos injustificados de funcionarios de carrera, señalando que forma parte del mal uso de dineros.

El concejal Daniel Morales recordó que formó parte del Pacto Urbano La Matriz que apoyó a Sharp en su campaña para llegar a la alcaldía, y señaló que apoyó esta acusación contra el alcalde porque según él, Valparaíso nunca había estado tan mal como está ahora.

Concejales del Rechazo

Pese a que Morales está dentro de los denunciantes, el alcalde de Valparaíso Jorge Sharp reaccionó a la acusación calificándolos como “concejales del rechazo”.

Agregó que esto no va a desconcentrar a la gestión de la alcaldía, apuntando que no espera mucho de concejales que lo han tratado a garabatos.

En la acusación también cuestionan la salida del administrador municipal Claudio Opazo, debido a una serie de problemas de gestión y una manifiesta falta de fiscalización en diversas materias, como el caso de los problemas que ha tenido la rehabilitación de la Escuela Barros Luco y el no pago de cotizaciones previsionales a trabajadores Cormuval.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *