La comisión de Constitución de la Cámara despachó a la Sala el proyecto que permitiría un segundo retiro del 10% de los fondos previsionales.

Tras iniciar el debate durante la jornada de ayer en donde el Gobierno advirtió que de prosperar lo llevará al Tribunal Constitucional y cuando se aprobó que este retiro sea en la misma línea que el primero (realizado en julio), con un monto mínimo de 35 UF (alrededor de $1 millón) y máximo de 150 UF (unos $4,3 millones) y fijando como diferencia que se deberá entregar por parte de las AFP en solo una cuota, este jueves la discusión continuó hasta revisar todo el articulado de la iniciativa.

En ese contexto se estableció un mecanismo para que de forma voluntaria quienes hagan un retiro puedan reintegrar los fondos de su ahorro previsional. «Los afiliados que soliciten el retiro de fondos previsionales de conformidad a la presente ley, podrán reintegrar todo o parte de dichos fondos mediante una cotización voluntaria adicional equivalente a un 5% mensual, calculada con la última remuneración cotizada y que podrá enterarse durante todo el período que sea necesario para restituir el saldo retirado reajustado y que el afiliado podrá suspender o descontinuar.

La Superintendencia de Pensiones establecerá la normativa que regule esta cotización», dice la indicación. La propuesta fue hecha por el diputado de la UDI, Jorge Alessandri, quien presentó un idea original que luego fue mejorada hasta llegar al texto consensuado con la colaboración de sus pares Matías Walker (DC) y Pamela Jiles (PH). Esto fue respaldado por todos los diputados de la comisión con excepción de la abstención de la legisladora Gael Yeomans (CS), quien participó en la sesión en representación de su par Gabriel Boric. También se aprobó que tal como en el primer retiro existirá el plazo de un año desde promulgada la reforma para solicitar el dinero a las AFP, consigna Emol.

Mientras que por unanimidad se aprobó una indicación (del diputado Alessandri) que obliga a las altas autoridades declarar si acceden a este dinero. «Todas aquellas autoridades cuyas remuneraciones se encuentren reguladas de conformidad a lo dispuesto en el artículo 38 bis de la Constitución Política de la República que, a la fecha de entrada en vigencia de la presente ley, hayan ejercido el derecho establecido en la Ley N° 21.248, deberán dentro del plazo de 10 días hábiles desde la fecha antes indicada incorporar a su declaración de patrimonio e intereses de conformidad a la Ley N° 20.880 la información relativa a este incluyendo el monto retirado. Lo mismo aplicará en el caso de que soliciten el retiro establecido en la presente ley», fue lo que se fijó por la comisión.


Sujeto a impuestos

A diferencia del primer retiro de fondos previsionales, según lo propuesto por los diputados de la instancia, esta vez sí habrá un concepto de cobro de impuestos, pero solo para algunos contribuyentes. La indicación, que también fue presentada por el diputado Alessandri, se aprobó gracias al respaldo oficialista de Juan Antonio Coloma (UDI), Luciano Cruz-Coke (Evópoli), Leopoldo Pérez (RN en reemplazo de Camila Flores), Gonzalo Fuenzalida (RN) y Miguel Mellado (RN en reemplazo de Paulina Núñez). A ellos se sumó el voto a favor del diputado Walker quien fue el único de la oposición que la respaldó.

Votaron en contra Marisela Santibáñez (PC en reemplazo de Hugo Gutiérrez), Marcos Ilabaca (PS), Pamela Jiles (PH), René Saffirio (ind), Leonardo Soto y Yeomans. «Los fondos retirados a los cuales hace referencia la presente disposición transitoria constituirán renta para todos los efectos legales, con la excepción de aquellas personas que tributen en los primeros tres tramos de la ley de impuesto a la renta», dice la indicación aprobada que establece que será solo para quienes tengan rentas mensuales desde los $2,5 millones.

«Para estos efectos, la remuneración y renta imponible promedio, corresponderá al promedio de las últimas 12 remuneraciones y rentas declaradas en el sistema en los últimos 10 años. La Superintendencia de Pensiones regulará mediante norma de carácter general los procedimientos, operaciones y demás aspectos operacionales que sean necesarios para la implementación de esta disposición», agregó en el mismo sentido.


Puntos rechazados y que no llegarán a la Sala

Una de las indicaciones que se rechazaron luego de que la oposición impusiera su mayoría, fue una propuesta por la diputada Núñez que buscaba focalizar el acceso a la posibilidad de retirar el 10% de los fondos.

El texto planteaba que solo podrían pedir el dinero los «trabajadores que ya hubieren hecho uso en su totalidad de los beneficios señalados en la ley 19.728 (seguro de desempleo), o aquellos que hubieren experimentado una disminución de, al menos, un 30%, de su ingreso mensual, determinada según la variación porcentual entre su ingreso mensual promedio de los últimos 7 meses con el ingreso mensual promedio en igual periodo del año anterior. En ningún caso podrán acceder al retiro antes señalado, quienes en los últimos 7 meses hubieren percibido ingresos mensuales promedio equivalentes o superiores a 75 unidades de fomento».

Se rechazó (por siete votos contra cinco) una indicación del diputado Alessandri que buscaba que a los tres días de hecha la solicitud, las AFP deberían informar al afiliado el impacto que tendría el retiro en su futura pensión.

En tanto, se descartó otra indicación del mismo autor, que planteaba que debería omitirse monto el retiro para el cálculo de su pensión, en caso que quedara con la posibilidad de acceder al Pilar Solidario. Por otro lado, se declaró inadmisible -luego que así lo considerara el diputado Walker y la Secretaría- una indicación del diputado Bianchi que permitía que las personas que restituyan sus fondos, podrían pedir un tercer retiro con las mismas condiciones del que hoy se discutió.

En la misma línea se declaró inadmisible la propuesta de los diputados Gutiérrez y Soto que pretendía que personas sin cotizaciones formales en los últimos seis meses puedan optar a un nuevo desembolso, pero de 5%. Esto se consideró inadmisible con nueve votos a favor de la postura de la mesa y cuatro en contra.

Cuándo a la Sala

Con todo lo ocurrido esta jornada y tras finalizar la tramitación en particular, el proyecto quedó listo para ser discutido en la Sala de la Cámara. Según explicó el presidente de la instancia, diputado Walker, se propondrá a la mesa de la Corporación -dirigida por el oficialista Diego Paulsen (RN)- que convoque a una sesión extraordinaria durante la próxima semana pare dedicarse a este tema, ya que la agenda del Congreso estará enfocada en el proyecto de Presupuesto 2021. De lo contrario, indicó que se ha planteado como fecha tentativa el miércoles 18 de noviembre. Para prosperar en la Sala requerirá, tal como el primer retiro, un quórum de 3/5 para avanzar, es decir 93 votos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *