La semana pasada, tanto la Comisión de Constitución como la Sala de la Cámara de Diputados acordaron refundir varios proyectos relativos a un nuevo proceso de retiro de fondos desde las AFP para agilizar la discusión y tramitación de las iniciativas.

Con la ratificación por parte del pleno de los diputados y diputadas respecto a la fusión de los proyectos, estos regresan unificados a la instancia presidida por el diputado (DC) Matías Walker, para proceder a su votación en general.

En concreto, se acordó refundir los tres proyectos que dicen relación con un nuevo retiro de fondos de pensión de cotizantes en uno solo; al igual que los tres que permiten el retiro asociado a rentas vitalicias, y los dos que contienen normas respecto al retiro judicial de fondos en casos de deudas de alimentos.

Respecto al segundo retiro del 10%, los proyectos que se refundieron con el que encabeza la diputada del Partido Humanista Pamela Jiles establecen condiciones similares para la extracción de dinero. Todos replican los montos y el grueso del proceso que se ejecutó en agosto pasado, aunque con algunas diferencias, como que las solicitudes sean a partir de diciembre o que el pago sea en una cuota en un plazo de 30 días hábiles.

Bono de $500 mil

Sin embargo, una de las iniciativas establece un elemento novedoso respecto a los demás textos. Se trata del proyecto encabezado por el diputado independiente René Alinco, junto a Alejandra Sepúlveda (FRVS) y Esteban Velásquez (FRVS).

Lo anterior, ya que es el único que contempla la entrega de una transferencia directa de dinero, incluso en el caso en que el cotizante tenga saldo $0 en su cuenta.

«En el caso de aquellos que se encuentren afiliados al Instituto de Previsión Social y en general las personas que no poseen ahorros en el sistema privado de pensiones regido por el decreto ley N° 3.500, concédese un bono extraordinario de $500.000 vía transferencia directa», señala el texto que consigna Meganoticias.

Los parlamentarios plantean que este bono «no constituirá remuneración o renta para ningún efecto legal y, en consecuencia, no será imponible ni tributable y no estará afecto a descuento alguno».

Según cifras de la Superintendencia de Pensiones, con el primer retiro de fondo previsionales, un total de 1,9 millones de personas retiraron el total de los fondos en sus cuentas, por lo que podrían acceder a este beneficio.

Enfermedades catastróficas

En paralelo, la Comisión de Constitución aprobó en general el proyecto presentado por parlamentarios opositores y oficialistas que busca permitir el retiro anticipado de fondos de pensión en casos de enfermedad terminal. Ahora, la Sala debe pronunciarse respecto a la iniciativa.

Las personas que atraviesan por dicha situación, señala el texto, podrán retirar los fondos acumulados en sus cuentas, sin limitación en el monto.

«Para estos efectos, se entenderá que es terminal aquella enfermedad o condición patológica grave, progresiva e irreversible, que no tiene tratamiento eficaz de acuerdo a los conocimientos médicos y con pronóstico fatal en un plazo inminente, certificado por un profesional habilitado”, señala el proyecto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *