La Brigada de Cibercrimen de la PDI detuvo en Quilpué a un hombre de 31 años acusado de mantener en su poder más de 160 mil imágenes con contenido pornográfico infantil.

En la investigación se logró establecer que el imputado, llevaba años operando en las plataformas Dark y Deep Web.

En la internet profunda reunió 2 mil 828 carpetas, en donde almacenó material de carácter sexual en donde se constataban abusos de parte de adultos a niños y niñas.

A raíz de esto y tras establecer que mantenía almacenadas las imágenes, fue detenido. Así lo dio a conocer el jefe de Cibercrimen, el subprefecto Christian Barrientos, consigna BioBioChile.

El imputado fue puesto a disposición de la justicia para su respectivo control de detención y posterior formalización.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *