El Ministerio de Obras Públicas (MOP) confirmó que debido a la pandemia del Covid-19 el proyecto de tren rápido Santiago-Valparaíso se encuentra congelado.

La idea generó excectativas en 2019, cuando se dio a conocer el proyecto en junio de ese año, sin embargo, según consigno La Segunda, los plazos cambiaron y se espera que el futuro tren esté listo después del 2024, año inicialmente pronosticado como fecha de inauguración.

«Debido a la pandemia que afecta a nuestro país y al mundo, en este momento los estudios de ambas (propuestas para la construcción del tren) se encuentran suspendidas», señaló la Dirección de Concesiones del MOP y consigna Cooperativa.

 El consorcio TVS, compuesto por el grupo chileno Sigdo Koppers, Acciona y Latinoamérica Infraestructura, consideraba una inversión de 2.800 millones de dólares, además de una línea de tren de carga hasta San Antonio, el Puerto de Gran Escala y otra línea de pasajeros y carga hacia Valparaíso.

«Producto de la pandemia, el MOP mantiene suspendidos los estudios de la iniciativa privada, debido a la permanente variabilidad a la que están sujetas las diferentes comunas que entran y salen de cuarentena, y a los problemas que se han presentado en la movilidad en el país», señaló la gerenta del consorcio TVS, Marisa Kausel.

Además el MOP evaluaba una segunda opción, de similares características, desarrollada por las empresa FCC, Agunsa y la española Talgo, que contemplaba una ruta entre a la Estación Mapocho, Valparaíso, Til Til, Olmué, Limache y Viña del Mar.

Los expertos entienden esta decisión debido a que la realidad pospandemia puede ser peor de la esperada en algunas comunas del país.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *