La Fiscalía Nacional Económica (FNE), dio a conocer un informe sobre la situación del mercado del gas licuado en Chile, donde detectó situaciones que dificultan el funcionamiento de la competencia entre las empresas de gas.

La Fiscalía constató la hipótesis planteada al inicio del estudio, en cuanto a que el mercado del gas en Chile no está funcionando adecuadamente desde una perspectiva competitiva, y propone al Poder Ejecutivo tres recomendaciones para corregir dichas anomalías.

En el informe también se dan a conocer algunas recomendaciones que harían bajar los precios hasta un 20%. También detalla irregularidades en cuanto al mercado del gas licuado como del gas natural, un ejemplo es la baja intensidad de la competitividad en el primero y un aumento en el costo de prestación en el segundo.

El Fiscal Nacional Económico, Ricardo Riesco, señaló que “este estudio confirma que el mercado del gas no es suficientemente competitivo y nuestras recomendaciones buscan que esta situación cambie lo antes posible en beneficio de los consumidores, porque estamos convencidos de que los precios pueden ser significativamente menores a futuro si se ajusta la regulación”.

En el Gas Licuado se observa una baja intensidad competitiva y algunos factores estructurales que hacen que el riesgo de coordinación entre competidores sea alto. Los que ha producido que entre 2014 y 2020 los distribuidores hayan aumentado sus márgenes y disminuido sus costos, pero no han  traspasado a sus consumidores estas bajas.

Las imperfecciones del mercado del gas natural se derivan principalmente de defectos en la regulación. Por una parte, la FNE constató que la regla que consagra el derecho a acceso abierto a las redes de transporte de GN no es precisa, lo que ha provocado incluso litigios ante la Corte Suprema e investigaciones de la Fiscalía por la negativa de los propietarios de las redes a conceder el acceso a nuevos competidores que ayudarían a dinamizar la competencia y a bajar los precios en este mercado.

Con respecto al gas natural se detectó que a través de una excepción a la ley de Servicio de Gas, Metrogas, por medio de una empresa no sujeta a regulación, aumentó el costo de sus servicios.

El organismo dejó claro que se recomienda prohibir que tanto Gasco, Abastible y Lipigas, participen en la distribución de gas licuado y propone cambios regulatorios para que bajen sus precios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *