El deportista conconino, de sólo 13 años de edad, logró cruzar 2 kms. en 39 minutos de nado, y es considerado por el renombrado deportista nacional como “el próximo Tiburón de Valparaíso”.

Eran las 11 de la mañana del domingo 25 de enero en el Canal Chacao. Un grupo 8 de jóvenes deportistas, de entre 12 y 18 años, decidieron plantearse un desafío claro, pero poco común en niños de su edad: recorrer más de 2.000 metros a nado en el menor tiempo posible. Y es que mientras varios de sus amigos y compañeros decidieron descansar estas vacaciones, ellos estuvieron entrenando durante varios meses para enfrentar las frías aguas de la travesía que el mismo atleta nacional, Víctor “Tiburón” Contreras, les había planteado.

De esta manera se desarrolló el primer cruce del Canal Chacao de 2015, el cual, gracias al apoyo logístico de Empresa Portuaria Valparaíso (EPV) y la Capitanía de Puerto de Ancud, se desarrolló de forma exitosa el fin de semana pasado.

El ganador del desafío, Felipe Jiménez, tiene apenas 13 años y es considerado por el mismo Víctor Contreras como “el próximo Tiburón de Valparaíso, porque es un nadador con garra, valentía y temerario. Logró llegar a la meta en tan sólo 39:15, y ha ganado 58 medallas de oro, 21 de plata y 19 de bronce en muy poco tiempo. Es un astro en este deporte”.

En segundo y tercer lugar, estuvieron Mario Allende Jr. (15) marcó 1:04:09, mientras que la única mujer representante de Quillota, Scarlette Torres (15) llegó con 1:05:00, respectivamente.

Al respecto, el gerente de Asuntos Corporativos de EPV, comentó que “no podemos más que felicitar y sentir orgullo por nuestros jóvenes deportistas, quienes se entrenan mes a mes para ser algún día los mejores de Chile. Es por eso que queremos apoyar y estar presentes en su desarrollo futuro”.

Cabe destacar que el primer chileno en cruzar deportivamente el Canal de Chacao, en una travesía realizada en 1982, fue el propio “Tiburón” Contreras, quien meses antes de ese desafío ya había realizado el legendario cruce del Canal de La Mancha, en julio de ese mismo año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *