El presidente Sebastián Piñera informó que se logró un acuerdo que permitirá iniciar un plan de cierre paulatino de las centrales termoeléctricas en el país.

Según lo indicado por el Mandatario, con esto se busca proteger el medio ambiente, pero a la vez no poner en riesgo el abastecimiento de energía eléctrica de las familias chilenas ni que aumente el precio de ésta.

Así, también se refirió a la preocupación en reemplazar los empleos que se pierden por el cierre de la central.

“El plan original contemplaba el cierre de ocho centrales a carbón en un plazo de cinco años, pero estamos acelerando ese plan”, indicó la autoridad.

De acuerdo al Mandatario, a estas ocho se sumó el adelanto en el cierre de Mejillones I y II, además de la central Bocamina, lo que significará que se cerrarán 11 centrales a carbón antes de 2024.

“Esto equivale a cerrar el 31% del total de la capacidad instalada de generación eléctrica en nuestro país”, agregó el presidente Piñera, consigna BioBioChile.

De esta forma, señaló que la sustitución de estas energías será en base a aquellas que no generen un impacto ambiental al país, para ir hacia una matriz más limpias y eficiente.

“Chile fue pobre en las energías del pasado. No teníamos suficiente carbón, ni petróleo, ni gas, por eso importábamos nuestra energía (…) pero somos inmersamente ricos en las energías del futuro”, indicó.

En el punto de prensa realizado en La Moneda, la autoridad además agregó que el país tiene proyectos de inversión en energías renovables en más de 28 mil millones de dólares que permitirán avanzar del 44% que representan estas energías actualmente a un 70% en 2030.

El cierre de Ventanas 1

Con el fin de Ventanas 1, esta pasará a un Estado de Reserva Estratégica (ERE) y estará disponible como respaldo sólo en caso que exista una situación excepcional o una crisis energética que ponga en riesgo la seguridad y suficiencia del sistema, para lo cual podrían ser requeridas por el Coordinador Eléctrico Nacional (CEN).

Las centrales que se encuentran en ERE pueden permanecer así por un plazo máximo de 5 años previos al retiro final.

Durante esta jornada se realizó una ceremonia donde se apretó el botón que puso “fin” al funcionamiento de la central termoeléctrica en Puchuncaví.

Tras confirmarse el cierre de la planta, AES Gener informó que reubicarán a 17 trabajadores y 16 jubilarán.

Esto en un proceso de “transición justa” de AES Gener, en la que 33 funcionarios estaban en peligro de quedar sin trabajo por el cierre de operaciones de la planta Ventanas 1.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *