Meluza de tres aletas en estado de colapso demuestra que la industria sigue arrasando en el mar y las políticas de sustentabilidad son mínimas. «Esas son las consecuencias de la Ley Longueira», señalaron los dirigentes, quienes anunciaron jornadas de protesta y movilización.
«La merluza de tres aletas ahora está en estado de colapso y el langostino colorado está sobreexplotado. ¿Cuáles son las características de estas dos pesquerías? Que son 100% industrial y se ocupa el arte de arrastre. Con estos antecedentes no entendemos cómo es posible que sigan permitiendo esto. La sardina y la anchoa, que la comparten artesanales e industriales, y donde no hay pesca de arrastre, no están agotadas», señaló el presidente de la Federación Nuevo Amanecer, Miguel Angel Hernández.
Las declaraciones se insertan luego de que la directiva de la Federación analizara profundamente el documento presentado por la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca) , que establece que siete pesquerías están en plena explotación, nueve están sobreexplotadas y otras nueve agotadas o colapsadas
El dirigente agregó que «tenemos mucho miedo que la jibia, que es un recurso que estamos trabajando los pescadores artesanales de la región de Valparaíso, tenga el mismo destino que la merluza y desaparezca del mar chileno, no sólo por la ambición sin límites de la industria, sino por la falta de visión y de políticas de control de la Subsecretaria de Pesca. Ellos también son responsables de lo que está sucediendo».
Frente a la supuesta culpabilidad de la pesca ilegal en el estado de las pesquerías, Miguel Angel Hernández señaló que «el problema de la pesca ilegal comenzó desde hace dos o tres años en el país. La pesca ilegal aparece paralela a la Ley Longueira y también es una consecuencia de esta maldita norma que debe ser anulada o modificada radicalmente. Culpar a la pesca ilegal, como lo está impulsando la industria y el subsecretario Raúl Súnico es una verguenza y sólo busca evadir la responsabilidad que tienen en el asesinato del mar chileno».
Por su parte el secretario de la federación, Eduardo Quiroz, manifestó que «el informe del estado de las pesquerías es la lápida final para lo que ha sido el trabajo la industria y de las autoridades Hasta hoy no han sido capaces de modificar la Ley de Pesca, siguen cayendo pesquerías al estado de colapso y sobre explotación. El panorama es terrible y nadie hace nada».
Los dirigentes agregaron que «las autoridades de pesca, a nivel nacional y regional, los parlamentarios (especialmente los que integran las Comisiones de Pesca), deben asumir sus responsabilidades. Aquí se ha dejado a la industria arrasar el mar chileno y los responsables tienen nombre y apellido y ya es la hora de asumir sus culpas».
Los dirigentes de la Federación Nuevo Amanecer, que agrupa a caletas de pescadores artesanales de San Antonio a Quintero, finalizaron señalando «que este panorama sólo los obliga a planificar movilizaciones de protesta para poder impedir que se siga saqueando el mar chileno y nadie salga en su defensa».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *