Detectives pertenecientes a la Brigada Antinarcóticos y Contra el Crimen Organizado La Calera de la Policía de Investigaciones de Chile, detuvieron a dos sujetos de nacionalidad chilena y desbarataron un laboratorio clandestino para el abultamiento de droga, el que se encontraba ubicado en la comuna de Conchalí en Santiago. 

El trabajo de análisis e inteligencia policial desplegado por la PDI en conjunto con la Sacfi del Ministerio Público, permitió determinar que los sujetos, pertenecientes a una organización criminal, ingresaban sustancias ilícitas a través de pasos fronterizos no habilitados en la ciudad de Antofagasta, para posteriormente trasladarlas hasta la capital y una vez allí, comenzar el proceso de aumento del volumen. 

Según lo informado por la policía civil, en esta diligencia denominada “Operación Puntiagudo”, fueron incautados 63 kilos de cocaína base y más de 1 kilo de clorhidrato de cocaína, droga con un valor comercial cercano a los mil millones de pesos. 

Como parte del operativo, además la PDI incautó precursores químicos, balanzas digitales, un vehículo y una pistola 9 milímetros y según trascendió, este operativo forma parte de la misma investigación que en septiembre pasado permitió a la institución policial detener a seis individuos e incautar más de 35 kilos de droga. 

Los detenidos quedarán a disposición del Juzgado de Garantía de La Calera para su respectivo control de detención, instancia en que conocerán las medidas cautelares en su contra. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *