Detectives de la Brigada Investigadora de Robos (Biro) Concón, localizaron en la ladera de un cerro que limita con las comunas de Quilpué y Villa Alemana, un sitio utilizado como desarmaduría clandestina donde fueron hallados tres automóviles. 

El trabajo de la PDI permitió encontrar un Totoya Tercel año 1995 y una camioneta Nissan Pick Up D, año 2000, ambos avaluados en la suma de $4.000.000, los que se encontraban en proceso de desarme, cuyas principales piezas de funcionamiento y placas patentes fueron removidas, mientras que el tercer vehículo, Samsung SM3, año 2011, avaluado en $4.000.000, sólo mantiene daños menores.

Los vehículos mencionados registraban encargo por robo, motivo por el que la PDI realiza indagaciones para dar con el paradero del o los imputados involucrados en el delito. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *