Los vecinos y vecinas están felices: “Acá los niños no podían jugar porque se caían. Ahora tenemos mayor seguridad”.

Valparaíso, jueves 30 de junio de 2016.- Desde muy pequeña Leticia Araya caminó con el constante riesgo de caer por una ladera. Para llegar a su casa debía caminar por una senda de tierra, que colapsaba con las lluvias de invierno y que no contaba con ninguna medida de seguridad que la resguardara de la abrupta ladera de cerca de 4 metros de altura que existe en su barrio. “Acá los niños no podían jugar porque se caían. No se podía, estaba malo, no se podía andar, peor con las lluvias”, señala.

Desde que nació ha vivido en el Pasaje Demóstenes del cerro Las Cañas. Cuenta que esto siempre fue una incomodidad para todos los vecinos y que incluso muchos se fueron del barrio por lo mismo. “Mucha gente se cayó aquí. No se podía andar, era angosto, apenas pasábamos y con esa quebrada”.

Pero hoy la realidad es absolutamente distinta. Camina sin miedo por el sector, porque un proyecto del Plan de Reconstrucción del Minvu permitió reacondicionar el pasaje, con ejecución de aceras, escaleras de acceso a viviendas, muros de contención, barandas peatonales, canaletas para el escurrimiento de las aguas lluvias e incluso, una red seca que incorporó como complemento el Secplac municipal, la que ya fue probada por Bomberos.

“Quedó excelente, ahora hay canaletas, reja, red seca y se vienen nuevos muros. Estoy feliz, contenta porque ya no vamos a pisar barro y porque vamos a tener más seguridad. Ahora hay hasta de dónde sacar agua”, señala la mujer.

El Director (P y T) Regional de Serviu, Manuel León, explicó que la iniciativa busca principalmente mejorar la seguridad en los cerros para el bienestar de todos los vecinos y vecinas. “A través del Plan de Reconstrucción de Valparaíso estamos ejecutando mejoras en diversas zonas de los cerros siniestrados que tenían difícil acceso y evacuación, que, por ejemplo, eran de tierra o que tenían desniveles abruptos, cortes de cerro pronunciados y no tenían ninguna medida de seguridad. Lo que estamos haciendo es justamente mejorar considerablemente la conectividad y permitir un tránsito más seguro y confiable de peatones y vehículos ante eventuales emergencias”.

La iniciativa tuvo una inversión de más de $114 millones de pesos y se sumó a otros proyectos que también apuntan a mejorar la conectividad del área afectada con el mega incendio del 2014, como la pavimentación de las calles Camino Dos, Los Obreros, Santa Teresa, Nápoli, Garibaldi, Las Guaitecas, entre otras, que junto con la rehabilitación de la calle Los Chonos, potencian la conectividad entre los cerros La Cruz, Las Cañas y El Litre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *