A través de una consulta municipal elaborada por la Alcaldía Ciudadana, dirigida a las más de 160 iniciativas de alimentación comunitaria que existen en Valparaíso, los y las integrantes de las ollas discuten prioridades alimentarias.

Desde inicios de septiembre, las distintas ollas comunes e iniciativas de alimentación comunitaria de Valparaíso, comenzaron a discutir sobre sus necesidades y prioridades alimentarias, definiendo el futuro de los $300 millones que el municipio porteño puso a disposición de estas iniciativas, gracias a una consulta municipal levantada por la entidad edilicia.

El proceso consiste en una consulta vía formulario, donde las personas integrantes de cada iniciativa de alimentación comunitaria discuten y deciden sobre las proporciones respecto a alimentos e implementos de protección personal, para que luego se firme un acta con todos y todas sus participantes.

Leticia Vera, dirigenta de la olla común Turín 48,  de Cerro Placeres expresó que “como comunidad pensamos que es primordial que cada alimento que nosotros escojamos sea pensado en los vecinos porque ellos se merecen algo digno como nosotros, porque más que mal vivimos todos el día a día y sabemos las necesidades de ellos”. En ese sentido, la dirigenta agrega que  “esta ayuda que vendrá será de gran importancia para la continuidad de nuestra olla común”.

El formulario contempla cinco ítems, en el primero se debe identificar la iniciativa, con datos propios de la actividad como los días en que se desarrolla y las raciones que se entregan; en el segundo ítem se consulta con respecto a la proporción en porcentaje sobre alimentos o insumos; luego en el tercer punto existen 10 opciones para indicar la proporción de cada tipo de alimento a adquirir; lo mismo ocurre en el ítem 4, siendo esta vez para los insumos, tales como mascarillas, cofias, guantes, entre otros; y por último esta la opción para que se puedan realizar observaciones o propuestas de adquisición no incluidas.

En tanto, Marcelo Yansen, dirigente de la Junta de Vecinos de Hanga Roa, quienes realizan una olla común, comentó que “para nosotros ha sido importante entender que esta compra se va a hacer participativa, se ha considerado a nosotros los dirigentes vecinales, porque por lo general hay ítems que no eran considerados, simplemente por desconocimiento, cuando uno está ahí, por ejemplo, en el caso nuestro en la olla común, hay cosas que la gente no dona, que las instituciones tampoco entregan y que hacen falta. Entonces, cuando se nos pide la opinión a nosotros, cuando nos hacen partícipes de las adquisiciones, de lo que se va a requerir, me parece que está súper bien, porque eso optimiza los recursos”.

Por su parte, el alcalde Jorge Sharp, sostuvo que “la alimentación sigue siendo una prioridad para muchas comunidades porteñas. Con este proceso lo que buscamos que sean los propios vecinos y vecinas a cargo que orienten la inversión que el municipio está realizando. Tenemos la impresión que la crisis económica y social que vive el país va a requerir que este trabajo comunitario se proyecte por mucho tiempo más y el gobierno local debe hacer todo lo que esté a su alcance para poder acompañarlo”.

En los próximos días se espera tener los resultados que serán sistematizados por la Secretaría Comunal de Planificación (SECPLA) para así continuar con todos los pasos hasta realizar la compra municipal.

Con esta nueva inversión el municipio porteño sumaría un total de más de $500 millones destinados para alimentación solo en ollas comunes e iniciativas similares en la comuna de Valparaíso. Actualmente, las ollas comunes o comedores solidarios entregan a la comunidad más de 7.100 raciones en promedio por día en toda la comuna.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *