Una valiosa iniciativa medioambiental impulsa un grupo de quillotanos, que trabaja actualmente por desarrollar un bosque esclerófilo de alta densidad en el Parque Aconcagua. Con ese fin, se reunieron esta semana con el consejero regional Cristian Mella, el alcalde de Quillota Óscar Calderón y parte de su equipo municipal.

Un bosque esclerófilo es una formación vegetal propia de zonas mediterráneas, que hoy en Chile está presente prácticamente solo en laderas de cerros de las cordilleras de la Costa y Los Andes. Generalmente está compuesto por especies nativas de hoja perenne -siempre verdes y que duran todo el año-, duras y capaces de resistir la escasez de agua en verano.

La agrupación, denominada Bosque Esclerófilo Santa Olivia ya lleva tiempo trabajando en la ciudad, mediante voluntarios y mucha difusión en redes sociales. El nombre se debe a que su primera plantación de árboles se ubica precisamente en ese sector rural de Quillota, aunque no es el único lugar donde han intervenido, al punto que ya superan los 1.200 ejemplares plantados.

Durante el encuentro realizado en la Alcaldía, Pablo Morales, fundador de la organización, explicó que “nosotros hicimos una campaña digital para recolectar apoyo y firmas para hacer un bosque esclerófilo en el Parque Aconcagua, y fue la propuesta que hoy presentamos. Estamos muy contentos, emocionados, porque fue acogida, así que seguiremos desarrollando esta propuesta con el Departamento de Medio Ambiente. Agradecemos también al core Cristian Mella, que nos ayudó a gestionar esta reunión. Y hoy día hay harta esperanza y entusiasmo porque hay distintas agrupaciones que están levantando distintos tipos de causas y hoy día estamos en este punto donde todos convergemos por un objetivo mayor, que es la naturaleza y el medio ambiente, así que salimos muy contentos”.

El vocero de Bosque Esclerófilo valoró la posibilidad de trabajar en red con la Municipalidad y su proyecto “Quillota Respira Frente al Cambio Climático”, así como con otras organizaciones que impulsan otras iniciativas medioambientales afines, como la defensa de humedales urbanos o del río Aconcagua. En esto coincide con el consejero regional Cristian Mella Andaúr, quien aseguró que Quillota se juega su futuro en el trabajo medioambiental, tanto municipal como comunitario.

“Saco dos conclusiones. Una, que nos hemos dado cuenta que, sobre todo los últimos dos o tres años, hay gran cantidad de iniciativas sociales que nacen desde la propia comunidad y que se están logrando vincular con los proyectos que el mismo Municipio tiene. Lo otro, aquí estamos hablando no solamente del futuro o de los próximos cuatro años. Estamos hablando de lo que va a ocurrir para Quillota en los próximos 50 y 100 años. El cambio climático es un hecho, es una realidad. ¿Cómo se enfrenta? De esta manera: colaboración entre el mundo público, entre el mundo privado y la Sociedad Civil, por supuesto”, sentenció el core Mella, quien agregó que el Consejo Regional puede apoyar económicamente proyectos de este tipo, pero además espera impulsar, desde el próximo año, la implementación de un fondo del 2% para iniciativas ambientales.

Trabajo con la comunidad

Durante el encuentro, tanto el alcalde Óscar Calderón como su encargado de Medio Ambiente, Javier Cisternas Donoso, destacaron positivamente la labor que está desarrollando Bosque Esclerófilo por forestar la ciudad, lo que va en concordancia con el proyecto que la Municipalidad viene desarrollando desde hace poco más de dos años y que pretende plantar un árbol por cada habitante.

Además, el alcalde de Quillota comentó que este encuentro “define claramente el interés que un grupo de personas, de jóvenes, tiene sobre el medio ambiente, con acciones concretas, con propuestas concretas y con la invitación a que colaboremos en que esas propuestas se puedan materializar en nuestra comuna y por supuesto, ponernos a disposición. Nuestro programa de trabajo tiene un capítulo especial a lo que es el medio ambiente, al tema de los humedales, la sequía, áreas verdes, la reforestación y por lo tanto, la invitación que estamos haciendo es a que trabajemos en conjunto, a que trabajemos en forma colaborativa”.

Consultado sobre cómo se va a concretar específicamente el apoyo y trabajo con Bosque Esclerófilo, el alcalde Óscar Calderón explicó que “la solicitud concreta es poder implementar la propuesta que ellos nos entregan en un terreno, en un bien nacional de uso público o de administración municipal, el Parque Aconcagua, en particular. Hemos acogido favorablemente esta solicitud. Hemos pedido sí que iniciemos un trabajo con la comunidad para que no solo conozcan la idea, sino que además también la complementen. Para nosotros es súper importante la visión de la comunidad, porque eso va a generar pertenencia”.

Además, todos los participantes quedaron muy entusiasmado por la idea de implementar una red que coordine las diferentes iniciativas medioambientales -públicas, privadas y comunitarias- que se ejecutan actualmente en la comuna, en un proceso que podrá contar con el respaldo y apoyo técnico de la Unidad de Medio Ambiente de la Municipalidad de Quillota.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *