La Municipalidad de Valparaíso comprometió a los concejales en sesión de régimen interno la entrega de un informe con el estado de avance de una serie de sumarios internos en la casa consistorial, que tocan temas de relaciones humanas, acoso laboral y sexual.

El municipio informó que entre el 2017 y el 2020 se han instruido 292 sumarios y quedan 76 causas sin resolver.

En el encuentro estuvieron presentes dirigentes gremiales, el Consejo de Sociedad Civil, concejales y el director jurídico del municipio, Nicolás Guzmán. Según indicaron los ediles, la administración de Jorge Sharp también comprometió trabajar en apresurar los plazos de términos de cada una de las investigaciones, consigna BioBioChile.

Los propios concejales reconocen un grado de confusión, por la cantidad de indagatorias y sus distintos plazos y momentos. Esto, recordando que idealmente estos sumarios debieron resolverse en 60 días y que llevan años pendientes.

Reacciones de concejales

La concejala Marina Huerta indicó que es atendible que los procesos se dilaten, pero no hasta el punto de tardar años. Indicó que pidieron un informe claro y simple, sobre los estados de avance de los sumarios.

El concejal Iván Vuskovic fue más crítico del encuentro, señalando que no fue mucho lo que se sacó en limpio.

Para esto según el edil, se necesita que el municipio reconozca que ha habido mucha tardanza en los sumarios, indicando que la alcaldía sigue señalando que son pocos los casos que han tardado más de la cuenta.

El jefe jurídico del municipio, Nicolás Guzmán, señaló que entre los años 2017 y 2020 se han hecho 292 sumarios, de los cuales se han resuelto 216 y quedan 76 pendientes.

Guzmán específico que 12 investigaciones corresponden a temas de acoso.

También indican que hay un problema de relaciones entre los trabajadores que vienen de administraciones anteriores y la actual, y que hay un problema en la falta de acompañamiento de las personas investigadas y también las personas afectadas, desde lo social y lo psicológico.

Se trató el tema de los llamados despidos injustificados y además, los casos en que las personas que son objeto de investigación o son víctimas de situaciones de acoso renuncian o se desvinculan del municipio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *