El Ministerio de Medio Ambiente retiró de la Contraloría General de la República la resolución para declarar Santuario de la Naturaleza al Humedal Salinas de Pullally y Dunas de Longotoma, en la región de Valparaíso.

Desde el Congreso apuntan a error que vuelve a retrasar el trámite, y la seremi de la cartera comprometió que esto no significa que no habrá declaratoria.

En un documento enviado por Paulina Sandoval, jefa de la División Jurídica del ministerio, se le solicitó a Camilo Mirosevic, quien ostenta el mismo cargo en Contraloría, retirar el documento del día 27 de enero del 2020, que declaraba el Santuario de la Naturaleza. En el breve escrito no se argumentan razones para esta acción.

El humedal Salinas ubicado en la localidad de Pullally de la comuna de Papudo y las dunas de Longotoma, ubicada en la comuna de La Ligua, han sido defendidos por los municipios y las organizaciones sociales y ambientales durante este último tiempo como reservas de biodiversidad y ecosistemas en la zona, y llevaban cerca de un año esperando que fueran declarados oficialmente como Santuario.

La diputada Carolina Marzán puso en atención este hecho que fue alertado por habitantes de esas comunas, y calificó como grave y extraño el hecho, y recordó que los vecinos han denunciado intervenciones de maquinaria pesada por proyectos inmobiliarios.

El diputado Diego Ibáñez contó que desde la semana pasada que se sabía que la Contraloría observó el decreto e identificó un error que dice no conocer con precisión, demandando que el ministerio explique el nuevo retraso.

La seremi de Medio Ambiente, María Victoria Gazmuri, señaló que el retiro del decreto no significa que hayan dado pie atrás en la declaratoria.

Esta zona cuenta con una serie de conchales catalogados como sitios de interés arqueológico, y es gracias a esto que los trabajos por parte de privados con movimiento de tierras fueron paralizados, pues poseen vestigios antropológicos patrimoniales de diferentes culturas y de distintos períodos de tiempo.

El espacio natural reúne a más de 27 especies florales endémicas, 7 de las cuales se encuentran catalogadas con algún grado de riesgo. Además de 156 especies diferentes de aves, reptiles, mamíferos y anfibios, de las cuales 11 corresponden a especies endémicas y 26 se encuentran en algún estado de conservación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *