El año 2019 tuvo un total de 7.733 sismos en Chile, de los cuales 313 fueron percibidos, según reveló este fin de semana el Centro Sismológico Nacional (CSN) de la Universidad de Chile.

El director del CSN, Sergio Barrientos, sostuvo que «el año 2019 está un poco más libre de réplicas que otros años, aunque un país como Chile, que tiene grandes terremotos de forma frecuente, es difícil que en algún momento esté totalmente libre de réplicas, ya que terremotos tan grandes como el del Maule 2010 dejan tensionada su área de ruptura por mucho tiempo, lo mismo pasa con los terremotos de Iquique 2014 e Illapel 2015, de los que uno podría esperar todavía algo de influencia en la sismicidad».

«Sin embargo, años anteriores estaban mucho más marcados por esas réplicas, el 2019 se vio un poco más libre de ellas», agregó Barrientos.

El organismo detalló que al tomar la cifra total de los sismos del año pasado, hubo un promedio de 664 temblores mensuales, equivalentes también a 21 sismos diarios.

Al separar la sismicidad por magnitud es posible apreciar que el año pasado 645 sismos tuvieron una magnitud superior o igual a 4.0, casi 2 por día en promedio. Mientras que los sismos con magnitud superior o igual a 5.0 fueron 78 en total durante el año.

Los sismos de mayor magnitud del 2019

El balance del organismo reveló que los sismos del año pasado tuvieron magnitudes entre los 2,5 y 6,8 Richter. Este último ocurrió el 1 de agosto frente a la costa de la Región de O’Higgins y que fue percibido entre Coquimbo y Los Ríos.

El segundo movimiento telúrico más fuerte del año ocurrió el 19 de enero en la Región de Coquimbo con una magnitud de 6,7 Richter, segudio por el ocurrido en la costa de la Región del Maule el 29 de septiembre con una magnitud de 6,6.

Sobre los temblores superiores a magnitud 6, el director del CSN, Sergio Barrientos, explicó que «la mayoría de ellos, cinco de los siete, están concentrados en la zona central de Chile, desde La Serena o Coquimbo por el norte hasta Constitución por el sur».

«Tres de ellos, situados en los alrededores de La Serena, Tongoy y Los Vilos, ocurren en los extremos de la zona de ruptura del terremoto de septiembre del año 2015 con epicentro en las cercanías de Illapel. Mientras que otros dos, ocurridos en los alrededores de Pichilemu y Constitución, estarían asociados a las zonas de ruptura del terremoto del Maule de febrero de 2010», explicó el experto y consigna Cooperativa.

En cuanto a los otros dos sismos restantes, añadió, «podríamos decir que son independientes, como el ocurrido cerca de la localidad de Entre Lagos, en la región de Los Lagos, evento intrapalaca de profundidad intermedia».

«Finalmente, el que ocurre frente a las costas de Arica, se origina en un lugar que hemos reconocido como una laguna sísmica, ya que en ese sector, desde la ciudad de Ilo en Perú por el norte hasta Pisagua en Chile por el sur, es una zona donde no han ocurrido grades terremotos desde el año 1868 y 1877», puntualizó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *