Una de las grandes tendencias tecnológicas que verá el 2020 será el incremento del uso del 5G en la conectividad. En este artículo revisaremos cuáles son los últimos desarrollos que nos trae esta tecnología, como parte de las nuevas tendencias que buscan beneficiar a los usuarios.

Para comenzar, ¿qué es el 5G? En términos sencillos, podríamos decir que el 5G es la próxima generación de banda ancha que, eventualmente, reemplazará la conexión 4G.

La conectividad 5G traerá grandes cambios para los usuarios. Por un lado, habrá un incremento en la velocidad de la transmisión y en el número de celulares, tablets o computadoras que podrán estar conectadas al mismo tiempo. Esto quiere decir que la velocidad en la carga o descarga será exponencialmente más rápida. El pico de velocidad para el downlink (o enlace de bajada), es decir, el enlace entre la Tierra y un satélite será de 20Gbps. El uplink (o enlace de subida) será de 10 Gbps por cada estación de móvil. Esta es la velocidad compartida por todos los usuarios. Además, el estándar establecido por el 5G será capaz de soportar un millón de dispositivos conectados por kilómetro cuadrado. Esta es una cantidad muy grande que tiene en cuenta la gran cantidad de dispositivos impulsados por el Internet de las cosas (IoT).

Además, lo que los expertos llaman «latencia», es decir, el tiempo que tardan los dispositivos en comunicarse con las redes inalámbricas, también disminuirá drásticamente. En circunstancias ideales será de 4 milisegundos, y de 1 milisegundo para casos que necesitan la máxima velocidad.

Este desarrollo se está implementando en Chile, luego de varias pruebas hechas durante el 2019. La empresa ABB, en conjunto con Ericsson y Entel, realizaron una demostración de 5G industrial, siendo esta la primera que se llevó a cabo dentro de territorio chileno. La accionaron a distancia desde Casa Piedra y con una velocidad cien veces mayor al 4G, a través de un sistema de control y un motor localizados en el ABB University en Ñuñoa. Luego, activaron un brazo robótico ubicado en la sede de Santiago Sur de INACAP.

Ante la llegada de esta tecnología, Chile se coloca como uno de los países con mejor desarrollo de la región. Si bien el país enfrenta una situación compleja en términos sociales, el gobierno de Sebastián Piñera continúa apostando al desarrollo productivos del país, y de esa manera, potencia sus posibilidades económicas. Por ejemplo, con el uso del 5G, las empresas de servicios públicos podrán mejorar su eficiencia, a través de sensores que notifiquen los errores en desagües o faroles, o bien con cámaras de vigilancia de manera mucho más rápida y económica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *