Juventud El Bajío levantó su primera de Copa Campeones del fútbol amateur

Juventud El Bajío levantó su primera de Copa Campeones del fútbol amateur

La institución de Quillota derrotó por la cuenta mínima al Unión Glorias Navales de Las Achupallas en partido decisivo que se jugó con más de dos mil

La institución de Quillota derrotó por la cuenta mínima al Unión Glorias Navales de Las Achupallas en partido decisivo que se jugó con más de dos mil personas en el Estadio Figueroa de Valparaíso.
La segunda fue la vencida para el Juventud El Bajío de la Asociación Quillota que se proclamó como nuevo campeón del torneo Campeonato Regional de Clubes Campeones ARFA Quinta 2014, tras imponerse por marcador de 1-0 al Unión Glorias Navales de la Asociación Las Achupallas, en encuentro desarrollado con más de dos mil personas en el remodelado Estadio Elías Figueroa de Valparaíso.
Los quillotanos que jugaban por cuarta ocasión la Copa Campeones, y volvían a la instancia de pelear por la ‘Orejona’ después de no conseguir el objetivo la temporada 2007- donde cayeron ante el Dinamo de su misma Liga- consiguieron el único tanto del encuentro en el cierre del primer tiempo.
Gran descuelgue por la banda izquierda del puntero Ivo Hernández que en el segundo palo conecta Simón Bernal para vencer el portero Esteban Cariaga, desatando la alegría de las más 200 personas que recorrieron cerca de una hora para acompañar al ‘Juve’ en su gran tarde.
Bajío en los descuentos del primer tiempo estuvo a centímetros de irse al descanso con mayor ventaja, pero el cabezazo el mediocampista de quite Jorge Varas se fue besando el poste de los viñamarinos que solo en el arranque del juego habían logrado imponer sus términos, claro que sin éxito en el arco defendido por Cristian Zamorano.
En el complemento siguieron las emociones tempranamente. Recién al minuto de juego dejaba la cancha Fabián Quiroz de Glorias Navales, por doble tarjeta amarrilla. Parecía que con un hombre de más se le simplificaba la tarea a los quillotanos, quienes tuvieron el 2-0 en dos oportunidades pero la ineficacia e individualismo de sus delanteros los privaría de realizarlo.
Sin embargo, el bastión del mediocampo Jorge Vargas vería la cartulina roja por acarreo de su segunda tarjeta amarilla, tras cometer una dura entrada a destiempo en la mitad de cancha. Hecho que sería clave para el resto del encuentro.
Porque con la ausencia de Vargas, comenzaría a florecer la figura del talentoso Mauricio Parada en Glorias Navales. El dorsal 10 encontraba los espacios y cada centro suyo daba la sensación que llegaba a destino de gol pero no era la tarde de los artilleros viñamarino, quienes desperdiciarían al menos tres ocasiones concretas de empatar. Y en una cuarta, para su poca fortuna, al auxilio del portero quillotano Zamorano vendría el horizontal.
En los minutos finales, el marcador de 1-0 para el Bajío no se movería y la única acción a constatar dentro de los 90 reglamentarios sería la expulsión del portero viñamarino Esteban Cariaga, por contar una clara oportunidad de gol siendo el último hombre.
El evento contó con la presencia de Intendente Regional, del Gobernador de Valparaíso y del Seremi de Deportes.

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0