Luego de 5 años en que las alumnas de la Escuela Ramón Barros Luco de Valparaíso recibieran colaciones frías tras el terremoto de 2010, que obligó al traslado de las estudiantes a un recinto temporal, JUNAEB instauró un sistema de entrega de alimentación que permitirá que más de 400 niñas almuercen su comida caliente, alternando el menú diariamente, mejorando la aceptabilidad por parte de las estudiantes.
“Hoy estamos en la Escuela Barros Luco, la cual fue siniestrada por el terremoto de 2010 y donde JUNAEB hasta esta fecha, solamente había podido entregar colaciones frías. Hemos logrado un avance gracias a la colaboración de la empresa concesionaria Alicopsa, que nos ha permitido iniciar por primera vez en estos 5 años, la entrega de colaciones calientes a través de un sistema, muy moderno, de alta tecnología y que garantiza la completa inocuidad del producto que se está entregando”, dijo el director regional de JUNAEB, Marcelo Góngora.
¬¬¬¬Góngora agregó que “la implementación de microonda, la habilitación de un espacio y de infraestructura, nos permite garantizar además que este programa no solamente va a ser bien recibido por las estudiantes, sino que además va a poder mantenerse durante el periodo en que la Escuela Ramón Barros Luco se mantenga funcionando en este espacio temporal”.
La directora del establecimiento, Gloria Tapia, expresó que “era algo que esperábamos con mucho anhelo, así que hoy enviamos una circular a todos los apoderados informando, porque esto es un evento, que las niñas están recibiendo alimentación caliente, comida que reemplaza la colación fría por un alimentos y que esto es gracias a los esfuerzos que está haciendo JUNAEB y que representa el anhelo de toda la comunidad, los padres, profesores y de toda la ciudadanía”.
Guillermo Pérez, coordinador comunal de la Corporación Municipal de Valparaíso (Cormuval) dijo que “para nosotros como corporación es sumamente importante que las niñas reciban esta alimentación caliente ya que durante 5 años, ellas no han demostrado la aceptación que corresponde, ya que comer todos los días una colación fría aburre. La JUNAEB ha hecho un esfuerzo gigantesco de entregar estas colaciones calientes de emergencia. Debido al terremoto de 2010, aún no hemos podido llegar a nuestro local, donde realmente ahí existía la cocina y los comedores. En conjunto con la corporación municipal, hemos implementado la cocina de emergencia con microondas, lo cual es muy rápido ya que la comida solo tiene que calentarse”.
El sistema de alimentación implementado en esta escuela entregará una bandeja con el almuerzo que viene preparado, los cuales serán distribuidos al ochenta por ciento de las estudiantes desde el nivel pre escolar a octavo básico, según informó su directora.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *