La jueza de Viña del Mar María del Pilar Labarca reconoció tener una relación «estrecha» y de «amistad de muchos años» con la alcaldesa Virginia Reginato, a quién sobreseyó en el año 2013, luego de que ésta fuera acusada de la obtención ilegal de sus certificados de estudios.

Este jueves se conoció un audio grabado durante una audiencia celebrada en 2019, en el marco de un juicio contra funcionarios del municipio viñamarino, del cual la magistrada terminó restándose: «No puedo entrar en ese caso, porque tengo una relación de estrecha familiaridad con la alcaldesa (Reginato) y es un hecho bastante conocido», dijo Labarca.

«Es una amistad de muchos años y que se manifiesta por hechos de estrecha familiaridad que yo no podría desconocer», agregó.

La jueza Labarca explicitó a quienes estaban en la sala que tiene una «amistad de años con la alcaldesa», ya que «era amiga de mi madre y, por su cuenta, a mí me conoce de mil años».

La magistrado aseguró que se debía restar del juicio puesto que «tenemos esta relación que eventualmente podría restar imparcialidad».

Justificó su decisión «por una cuestión de transparencia, de asegurar un proceso racional y justo a los imputados y por la tranquilidad del propio querellante».

Respuesta de Reginato

Tras la divulgación de este registro, la alcaldesa Virginia Reginato expresó: «Yo vivo desde el año 1955 en Viña del Mar y la magistrado (María del Pilar Labarca) es una de las tantas personas que conozco en Viña».

«No somos parientes. La conozco como a muchos, y creo que esto no viene al caso, creo que están perdiendo el tiempo», señaló por la filtración que hizo el abogado Javier Gómez, presidente de la Fundación Viña Transparente, y quien fue candidato a alcalde en el año 2016 en un pacto con el Partido Progresista (PRO) de Marco Enríquez-Ominami.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *