El intendente de Valparaíso, Jorge Martínez, manifestó su preocupación en línea con lo planteado por la subsecretaría de la Niñez, luego que se detectara a menores de 10 años participando de acciones violentistas en el contexto de manifestaciones que siguen ocurriendo en distintos puntos del puerto.

«A muchos nos ha tocado ver imágenes de niños de 10 o 12 años, sin el suficiente juicio o discernimiento, que circulan en la calle encapuchados y portando elementos, o los tienen encargados de capturar las lacrimógenas y meterlas en un balde. Es algo gravísimo y condenable», dijo la autoridad regional a El Mercurio de Valparaíso.

En ese sentido, Martínez indicó que incluso se han detectado casos donde hay niños «que están siendo utilizados para algunas de esas tareas dentro de la llamada ‘primera línea'». Por eso, las medidas que hasta ahora se han tomado es avisar, dice el intendente, «al tribunal de familia correspondiente para que se tomen las medidas de resguardo de esos niños, porque alguien no los está cuidando. ¿Dónde están sus padres y cómo esos grupos incurren en una vulneración de los derechos de infancia tan grave y que es absolutamente condenable?», reflexionó.

En tanto, Martínez también respondió a las razones por las que no se han podido erradicar del todo los grupos violentistas que siguen operando en zonas como subida Ecuador, Cumming o Aníbal Pinto. «Es muy baja la proporción de los que quedan con alguna medida cautelar. La mayoría vuelve a la calle, por lo tanto no disminuye tanto el número de violentistas que cometen desmanes», dijo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *