gya

Con banderas negras y carteles en repudio a la actual Ley de Pesca, recibieron la semana pasada los trabajadores de caleta Portales, a los miles de visitantes que llegaron a comprar sus productos con motivo del feriado largo de Semana Santa.

La idea de los pescadores y comerciantes minoristas del rubro, era que la comunidad conociera in situ el difícil momento que atraviesan. “El mar de la región de Valparaíso ya fue devastado por la industria, no hay peces y la actual ley de Pesca seguirá repartiendo el mar chileno a las siete familias. Es hora de cambiar todo esto. El precio de la merluza está en las nubes, y eso está relacionado directamente con el funcionamiento de naves industriales durante todo el 2016 en aguas de la región de Valparaíso. Esa atrocidad la permite la actual Ley de Pesca, y los más afectados son las personas que llegan a comprar a las caletas y se encuentran con que el precio de la pescada es comparable al del filete de vacuno. ¡Una vergüenza!”, sostuvo en esa ocasión Miguel Ángel Hernández, presidente de la Federación de Pescadores Artesanales Nuevo Amanecer.

Entre otras medidas, los artesanales exigen el término total de la pesca de arrastre y una “cirugía mayor” a la Ley de Pesca.

Los industriales

“La gran depredadora de la merluza es la pesca ilegal”, fue la enfática respuesta a estas aseveraciones, de parte de la Asociación de Industriales Pesqueros (Asipes). Aseguran que el sector cumple con las normas y cuotas de capturas asignadas por la autoridad. “La cuota de la merluza común para este año fue definida por el Comité Científico-Técnico, que es un organismo independiente de las empresas o sectores políticos, y ésta se fijó en 23.000 toneladas para este año, de las cuales el 40% son para el sector artesanal. A mediados de marzo, tanto el sector industrial como el artesanal habían capturado el 13% de su cuota de captura respectiva. Es decir, hay cuota disponible para ambos sectores, pero la pesca ha estado esquiva para todos”, explicó Macarena Cepeda, jefa de Sustentabilidad de Asipes.

La funcionaria desestimó las criticas del gremio artesanal de la Región de Valparaíso. ” El sector artesanal de la V Región había pescado el 15% de su cuota de merluza al 17 de marzo, y por tanto no es efectivo señalar que la falta de pesca sea responsabilidad de los pescadores industriales. Somos un sector con domicilio conocido, que cumple las normas, que inscribe sus zarpes y recaladas para ir a pescar, que certifica lo que captura, lo que es descontado de su cuota, que está definida para asegurar la sustentabilidad de la especie”.

Añadió la funcionaria que la Autoridad Marítima los vigila con moderna tecnología. ” Cada barco que zarpa cuenta con un observador científico externo permanente, designado por la Subsecretaría de Pesca para hacerse cargo de la fiscalización, y cuenta con posicionador satelital que le permite a la Armada conocer la posición de cada buque que sale a pescar merluza y cualquier otra especie”, remarcó Cepeda.

Fuente: La Estrella de Valparaíso
Imagen: metiendoruido.com

Powered by WPeMatico