Más de 60 kilómetros de cortafuego han sido construidos en la comuna de Valparaíso, como parte del plan de prevención de incendios forestales y urbanos.

Medidas que se han impulsado en sectores estratégicos de la comuna puerto y que han sido definidos como de alta ocurrencia de siniestros.

Estos sectores corresponden a las zonas de interface, entre casas y bosques. Estos abarcan desde el Cerro Esperanza hasta Laguna Verde, incluyendo Placilla, en donde además se han ido identificando problemas con la operatividad y mantenimiento de los grifos.

Al respecto Ezio Passadore, encargado de Operaciones y Emergencias de la Municipalidad de Valparaíso, explicó que se han realizado, al igual como se hace cada año, labores de limpieza y construcción de cortafuegos. Estos mismos sirven para mejorar el paso de los vehículos de emergencia hacia los sectores siniestrados.

Además, Passadore agregó que la empresa a cargo de los grifos deberá resolver los problemas de presión y malas condiciones de estas. Los que en el incendio de Cerro Toro, quedó en evidencia la poca operatividad que estos tenían.

Frente a estos problemas, el alcalde de Valparaíso, Jorge Sharp, indicó que el mantenimiento de la red de grifos de la ciudad es de exclusiva responsabilidad de Esval. Indicando que cada año la Municipalidad cancela una determinada cantidad de dinero por cada grifo, por lo que exigirán a la Superintendencia de Servicios Sanitarios que fiscalice a la sanitaria, consigna BioBioChile.

Frente al rechazo por parte del Concejo Municipal de Valparaíso, de adquirir dos camiones aljibes para traspasarlos al Cuerpo de Bomberos de Valparaíso, Sharp señaló que esperan poder reponer la discusión en el concejo y que finalmente estos recursos puedan estar disponibles para los constantes incendios que afectan a nuestra ciudad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *