El ministro de Obras Públicas, Alfredo Moreno, se trasladó hasta la región de Valparaíso para encabezar la puesta en marcha de la segunda fase del proyecto de conexión “Embalse Los Aromos-Concón”, sistema de conducción de 12 kilómetros que permitirá entregar seguridad hídrica a zona, una de las más afectadas por la sequía en el país, beneficiando a más de un millón de personas.

“Estamos en una obra que es de extraordinaria importancia, porque como ustedes saben Chile es uno de los países que está siendo más expuesto al Cambio Climático y una de las zonas donde ha causado más daño es precisamente en la Región de Valparaíso y, por esa razón, es muy importante que hagamos las obras necesarias para asegurar el suministro de agua”, informó el ministro Moreno sobre el proyecto que representa una inversión total de $28 mil millones.

El Secretario de Estado explicó que en el contexto de la sequía es importante avanzar en soluciones de largo plazo: “La manera que tenemos de enfrentar esto, más allá de las medidas de emergencia que hemos tomado y que han permitido que a nadie en la ciudad le haya faltado el agua, es hacer las obras que permitan tener una solución de largo plazo y eso es lo que esta obra representa, una solución de largo plazo para todo el Gran Valparaíso hasta el año 2040”.

“Aquí han trabajado fuertemente Esval, la Dirección de Obras Hidráulicas del Ministerio de Obras Públicas, las autoridades locales y las Juntas de Vigilancia. Es el resultado del trabajo de todos hacer esta obra que va a asegurar y dar seguridad hídrica al Gran Valparaíso, sin esta obra el suministro de agua de Valparaíso era imposible de asegurar”, agregó la máxima autoridad del MOP.

En esa línea, el Intendente de Valparaíso, Jorge Martínez, destacó que “llevamos ya más de 10 años de sequía, vamos a seguir con sequía y tenemos que prepararnos cada día más para enfrentarla. Eso es lo que estamos viendo acá donde ha habido un gran trabajo de desarrollo y planificación estratégica del Ministerio de Obras Públicas y también de una empresa privada muy comprometida con la región como es Esval”.

Al respecto, el presidente del Directorio de Esval, Jorge Lesser, destacó que esta obra forma parte de un plan de acción de la empresa sanitaria que comenzó hace cerca de 10 años. “Hemos invertido alrededor de 300 mil millones de pesos en obras de sequía, esta por lejos es la más importante y la que tiene mayor impacto para el futuro de la región. Acá vamos a poder utilizar el agua no solamente para el consumo humano, sino que también para los regantes y eso es algo que puede ser el punto de partida para lo que se podría desarrollar en todas las cuencas de Chile”, consigna Soy Chile.

Esta segunda etapa del proyecto, iniciada en mayo del año pasado, se construyó la continuación de 8 kilómetros de conducción, también de acero y 1.200 mm de diámetro, que enlazará la nueva tubería desde el dren El Colmo al Embalse Los Aromos. De esta manera, se podrá hacer un uso más eficiente del recurso, pues la tubería permitirá reducir las pérdidas de agua en el estero Limache y acumular el agua para períodos más críticos en el embalse. En tanto, la tercera etapa y final de este proyecto, ya comenzó su construcción y estará terminada durante el primer semestre de este año. Durante la actividad de puesta en marcha de esta segunda fase del nuevo sistema la máxima autoridad del MOP estuvo acompañada por el Superintendente de Servicios Sanitarios, Jorge Rivas y el Seremi de Obras Públicas, Raúl Fuhrer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *