Tras entregar un nuevo balance de la situación del coronavirus en el país, el ministro de Salud, Jaime Mañalich, anunció este martes que se prolongará por estos días la cuarentena en las seis comunas de la Región Metropolitana en la que actualmente rige, aunque el próximo lunes se levantará parcialmente dicha disposición.

Según detalló el titular del Minsal, la medida que se renovará por esta semana, pero será levantada el próximo lunes 13 de abril a partir de las 05:00 horas -cuando termine el toque de queda-, en las comunas de Lo Barnechea, Vitacura, Providencia y en la mitad sur de Ñuñoa y Santiago. En específico, en Ñuñoa la medida se terminará en aquellos domicilios ubicados al sur de Avenida Grecia.

Mientras que en Santiago, lo que esté al sur de Avenida Matta y Avenida Blanco, quedará libre de cuarentena. Con ello, Mañalich manifestó que «el levantamiento de estas cuarentenas en primer lugar es una medida de flexibilización, esencialmente reversible. Ojalá que no sea necesario, pero dada la evidencia de caída de los nuevos casos en los lugares que van a quedar libre de cuarentena, parece prudente levantarla».

Y agregó que los bares, cines y lugares de esparcimiento seguirán cerrados en estas comunas, a pesar de que la cuarentena se haya levantado. En tanto, la cuarentena seguirá en las comunas de Las Condes y al norte de Santiago y Ñuñoa. «Ellos siguen en cuarentena por siete días más, a partir del lunes próximo», acotó.

Además, el ministro precisó que «en la comuna de Puente Alto identificamos un aumento de los casos en una parte específica de la comuna. Y es por eso que este jueves a las 22:00 horas, se inicia también para una parte de la comuna de Puente Alto una cuarentena por siete días».

Esta zona que estará en cuarentena en Puente Alto, es todo lo que está al Poniente del eje de Avenida Vicuña Mackenna y el centro de Puente Alto, la Avenida Concha y Toro. El ministro del Interior, Gonzalo Blumel, ha sido el encargado de informarle a los diferentes alcaldes de tales medidas.

Medidas en regiones Por otra parte, el ministro también indicó que desde este jueves a las 22:00 horas, se agrega como lugares en cuarentena el entorno urbano de la comuna de Nueva Imperial, en La Araucanía. Sumándose así a Padre Las Casas y Temuco. Asimismo, se renovará la cuarentena y el cordón sanitario, desde el 8 al 15 de abril, para la comuna de Punta Arenas, en la Región de Magallanes, consigna Emol.

«La definición de los lugares que entren o salen de cuarentena se hace por la masa o la densidad de población potencialmente infectante, en cada kilómetro cuadrado», añadió.

 

DETENIDOS IRÁN A HOSTAL SANITARIO
El ministro de Salud, Jaime Mañalich, anunció hoy el traslado de seis internos de la cárcel de Puente Alto, pertenecientes al grupo de riesgo para el contagio de covid-19, a fin de enfrentar el brote constatado en el penal. De acuerdo a la autoridad, el recinto cuenta a la fecha con 16 casos positivos, por lo que se optó por llevar a aquellos presos que superen los 60 años a hostales sanitarios.

«Tenemos un sinnúmero de recintos penitenciarios a lo largo del país, en los cuales puede haber un riesgo de contagio importante por coronavirus, representando un riesgo para la vida y salud tanto de los funcionarios, como los internos de estos recintos penitenciarios», comenzó señalando el secretario de Estado.

«El lugar más preocupante en esta materia es el recinto penitenciario ubicado en la comuna de Puente Alto. Lo que se va a determinar hoy día que las personas que tengan más de 60 años, y que estén privadas de libertad en este recinto carcelario específico, van a ser trasladadas a un hostal sanitario, hospitalario, bajo vigilancia de Gendarmería», anunció.

El ministro detalló que «la mayoría» de los 16 casos con coronavirus en la cárcel está haciendo aislamiento en el propio recinto penitenciario, mientras que tres se encuentran hospitalizados,»uno de ellos extremadamente grave en el Hospital Sótero del Río». «Nos asiste el convencimiento que las facilidades que existen en este recinto para lograr la contención de una infección generalizada que afecte a mucha más población no se puede lograr sin separar casos de riesgo, y estos casos de riesgo los hemos fijado en personas mayores a 60 años.», recalcó y consigna Emol.

Ello, sin antes señalar que «en algunos casos, como criterios a futuro, vamos a agregar, de acuerdo al volumen y consideraciones de densidad de la población penal, la concurrencia de enfermedad crónica si es que en realidad se puede disminuir la población carcelaria». Mañalich sostuvo además que una vez que la situación evolucione, los seis internos mayores de 60 años «van a regresar al recinto penitenciario, de acuerdo a la prisión preventiva o condena que se les haya establecido».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *