La ministra secretaria general de Gobierno, Karla Rubilar, salió a defender el informe entregado por La Moneda al Ministerio Público que analizó el comportamiento de casi cinco millones de usuarios de redes sociales entre el viernes 18 de octubre, el día en que comenzaron las manifestaciones sociales contra el Gobierno, y el 21 de noviembre de 2019.

El documento de 112 páginas, que reprodujo hoy La Tercera, fue elaborado con tecnología «extraordinariamente sofisticada» de Big Data y es parte de las supuestas pruebas que el Ejecutivo considera en su tesis de «influencia extranjera» en la crisis social: según el análisis, el 31 por ciento de los autores de mensajes de agitación está localizado fuera de Chile.

El informe ha sido bastante cuestionado, pero la vocera respaldó el texto y sostuvo que da cuenta de que «mucho del incentivo de la protesta social violenta ha venido de fuera de Chile», consigna Cooperativa.

«No son nuestros mismos usuarios de redes sociales, sino que hay mucha influencia extranjera, que viene de otros servidores de países de afuera, que incentiva la violencia (…) Son tuits, incentivos, fake news, cosas que se instalan como verdad que no son, imágenes de fuera de Chile como que fueran violaciones a los derechos humanos acá», aseguró entrevistada en CNN Chile y CHV Noticias.Consultada sobre si esos mensajes en redes sociales constituyen algún tipo de delito, dado que el documento fue entregado a la Fiscalía, la ministra dijo que puede ser útil «cuando se busca investigar todas y cada una de las aristas, al menos la arista de si hay intervención extranjera, que es una de las aristas que hay que buscar».

«En estricto rigor la pregunta es por qué hay influencia extranjera que busca finalmente generar mayor desorden, mayor violencia, generar un ambiente de odiosidad, instalar verdades que no son», replicó.

En tanto, diferenció que «la información de Big Data es separada de la información de Ley de Inteligencia. Todo lo que es Big Data significa los análisis que se han hecho de que mucho de lo que es el incentivo de la protesta».

Asimismo, apuntó que el Gobierno maneja información de otros informes en que se cifra que los autores de mensajes desde el extranjero «llegan a 70 por ciento», lo que da muestra de que «hay un amplio espectro dependiendo de quién hace el análisis».

«La manera moderna», dice diputado RN

En la misma línea comentó el diputado RN Gonzalo Fuenzalida, integrante de  la Comisión de Seguridad Ciudana de la Cámara: «El Big Data lo que hace es poder filtrar la cantidad de información que arrojan las redes sociales, con opinión, con llamados, con organizaciones, y eso es súper útil poder ponerlo a disposición de la Fiscalía y de las policías, porque permite prevenir muchos actos violentos que se están organizando, y también dar con personas que han cometido actos violentos», consigna Cooperativa.

«Yo creo que esa es la manera moderna de muchas veces enfrentar delitos que se organizan y que se estructuran a través de las redes sociales», subrayó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *