El estado de catástrofe decretado por el gobierno a raíz de la crisis sanitaria por la pandemia del Covid-19, ha puesto a muchas familias en la situación de hacer convivir el teletrabajo y la crianza de sus hijos.

En medio de esta emergencia, precisamente las rutinas de los niños podrían sufrir alteraciones, ya sea en la alimentación, el sueño o en los procesos de aprendizaje, lo que aumenta aún más la preocupación de los padres por dar continuidad a las rutinas diarias. 

A raíz de aquello, la jefa de la Unidad de Políticas y Proyectos Educativos de la Dirección Nacional de Educación de la Fundación Integra, Alicia Berríos, hace hincapié en que “los niños y las niñas requieren mantener la regularidad de su jornada, esto les da seguridad y les permite desenvolverse con confianza. Por este motivo, es importante crear una rutina en el hogar, en lo posible similar a la que llevan en el jardín infantil o sala cuna y ser constante en ello”.

Esto implica:

1.       Defina los horarios para los momentos de alimentación y acompañe a los niños(as) durante el proceso de acuerdo a sus niveles de desarrollo y aprendizaje. Para esto, utilice babero o pechera y cuchara.

2.       Converse sobre las acciones que están haciendo, lo que les gusta o no, lo que están comiendo y diga el nombre de los alimentos e implementos que utilizan.

3.       Antes y después de cada momento de alimentación, invite a los niños(a) a lavarse bien las manos, asegurándose que lo hagan en el tiempo que se requiere (20 segundos).

4.       Organice el espacio en el hogar de modo que los niños puedan jugar e interactuar con elementos de su entorno. Puede utilizar juguetes, libros u otros materiales y objetos propios del hogar, como son, por ejemplo: elementos de cocina (ollas, cucharas, cucharones, vasijas de plástico, etc.) que no representen peligro, que no tengan filo, puntas, o que contengan elementos muy pequeños que ellos se puedan tragar.

5.       Organice el ambiente del hogar, resguardando que sea un espacio seguro y tranquilo, sin interferencias, como por ejemplo la TV.

6.       Verifique que todos los elementos que utilicen los niños(as) estén limpios y en buen estado.

7.       Varíe los objetos que utilizan cada día, de manera de mantener su interés.

8.       Ofrezca oportunidades para salir al patio o a dar una vuelta por una zona exterior segura. Asegurándose que no se acerquen otros niños(as) o adultos (debido a la contingencia sanitaria).

9.       Invite y ayude a los niños(as) lavarse las manos al volver al hogar.

10.   Después de almuerzo, genere un ambiente tranquilo, que permita a los niños(as) descansar o dormir, si lo desea. Si no requiere dormir, invítelos a realizar alguna actividad tranquila, como leer cuentos, dibujar, entre otras.

11.   Evitar escuchar radio o ver la Tv durante el día. Determine un momento del día, para que los niños(as) puedan ver programas apropiados a sus características de desarrollo y aprendizaje, esto es válido además para las tablets.

12.   Dosifique y filtre el acceso a la información en medios audiovisuales. Los niños(as) no deben tener acceso a información que excede su capacidad de comprensión y/o que pueda insegurisarlos o atemorizarlos.

13.   Cree un momento para compartir con toda la familia, con los hermanos, etc.

“Esta puede ser una oportunidad para fortalecer el vínculo afectivo, compartiendo más tiempo con los niños(as) y también donde ellos puedan conocer más a su familia. Es una gran oportunidad para establecer conversaciones sobre lo que sienten, piensan, sus gustos, temores o alegrías. También es propicio para darles alguna responsabilidad adecuada a sus características de desarrollo, como, por ejemplo, regar una planta u ordenar los juguetes, esto les permitirá sentirse capaces, y desarrollar mayor confianza en sí mismos”, afirmó Alicia Berríos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *