La mañana de este miércoles, fue formalizado por el ilícito de cuasidelito de homicidio un médico del Hospital San Martín de Quillota.

Lo anterior, por un hecho ocurrido el 2016, fecha en el que funcionario se habría negado a realizar una cesárea a una madre, a pesar que su bebé se encontraba con riesgo de asfixia.

Posteriormente, a solo un mes de haber nacido, el lactante perdió la vida.

De acuerdo a lo informado esta jornada, el pretexto que habría utilizado el acusado es que este método tendría un costo de insumos bastante alto, consigna BioBioChile.

Finalizada la audiencia, se decretó la medida cautelar de arraigo nacional para el imputado, así como un plazo de investigación de dos años.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *