Forestín celebró su cumpleaños N°38 con los niños de la Escuela Especial Luz de Esperanza

Forestín celebró su cumpleaños N°38 con los niños de la Escuela Especial Luz de Esperanza

• En la ocasión, CONAF donó 200 árboles nativos para la forestación del establecimiento educacional y sectores aledaños de la población María Eislers,

• En la ocasión, CONAF donó 200 árboles nativos para la forestación del establecimiento educacional y sectores aledaños de la población María Eislers, ubicada en el cerro Los Placeres de Valparaíso.
Con los niños y jóvenes de la Escuela Especial Luz de Esperanza, ubicada en el cerro Los Placeres de Valparaíso, la Corporación Nacional Forestal (CONAF) celebró el cumpleaños número 38 de su mascota institucional, Forestín, el coipo más famoso de Chile, quien, al igual que los estudiantes que lo recibieron, es un acérrimo defensor de las causas medioambientales.
En la oportunidad, los menores compartieron una torta con el roedor, a quien le cantaron el cumpleaños feliz y le regalaron carteles alusivos al cuidado del entorno natural. Por su parte, CONAF hizo entrega de 200 árboles nativos (quillayes, molles y huinganes) para forestar el establecimiento educacional y sectores aledaños de la población María Eisler.
Sobre esta actividad, la Directora Regional (S) de la institución forestal, Patricia Correa, junto con valorar la alegría que llevó a los niños Forestín, manifestó que “es una satisfacción poder entregar árboles nativos no tan sólo a la escuela, sino que también a la comunidad aledaña, que se comprometió a cuidar estas especies y su entorno”.
En tanto, la Directora de la Escuela Especial Luz de Esperanza, Ximena Ramírez, destacó que “nosotros estamos insertos en un programa de medioambiente y eficiencia energética, y esta donación de árboles nativos para nosotros es importantísima, pues nos incentiva a seguir trabajando por el cuidado de nuestros recursos naturales”.
Además, explicó que “le vamos a regalar árboles a la Plaza de la Conquista, el retén y el consultorio del cerro Los Placeres, así como a la Junta de Vecinos de la población María Eislers”.
Cabe consignar que la Escuela Especial Luz de Esperanza, que recibe a niños y jóvenes con capacidades diferentes desde hace más de 30 años, ha desarrollado un trabajo sostenido en pos del cuidado del medioambiente, lo que le permitió adjudicarse un proyecto de eficiencia energética (2012) y la certificación ambientel en nivel medio (2013).

COMMENTS

WORDPRESS: 0
DISQUS: 0