El ministro de Hacienda, Ignacio Briones, expuso sus argumentos en contra del proyecto que habilita un segundo retiro de fondos de las AFP ante la Comisión de Constitución de la Cámara de Diputados que analiza este y otros proyectos complementarios, asegurando que aquello significaría un aumento de casi un 10% en las cotizaciones.

La primera parte de la presentación del secretario de Estado estuvo destinada a explicar el plan económico diseñado por el Gobierno para enfrentar los efectos de la crisis derivada de la pandemia del coronavirus, con lo que sustenta su rechazo a un segundo retiro de fondos de pensión.

En ese sentido, por ejemplo, Briones señaló que desde el inicio de la emergencia sanitaria, el Ejecutivo «ha movilizado más de 25.000 mil millones de dólares en beneficio de las personas», consigna Meganoticias.

El movimiento se ha realizado a través de transferencias monetarias directas, políticas de protección del empleo, créditos con garantía estatal y medidas tributarias e inyección de liquidez, sostuvo.

 

Segundos en transferencias en Latinoamérica

Según expuso el ministro, Chile es el segundo país de Latinoamérica con la mayor cantidad de transferencias monetarias dirigidas a las personas, con 2.3 puntos del Producto Interno Bruto, solo detrás de Brasil, con un 3.3% del PIB.

«Esto también es útil si uno lo compara con Argentina, que es casi la mitad de lo que ha puesto Chile, Costa Rica, Uruguay, México. Esto creo que nos da una perspectiva global de cuál ha sido el esfuerzo país en términos comparados», sostuvo.

Posteriormente, el titular de Hacienda hizo alusión a los efectos que produjo en la economía el primer retiro del 10% y los que podría traer una segunda extracción, por ejemplo, respecto a la cantidad de cotizantes que quedarían con saldo cero.

«Como resultado de esto, habría cerca de cuatro milllones de personas que quedarían sin saldo en sus cuentas luego de un segundo retiro. Esto significa que el efecto acumulado de ambos retiros implicaría una reducción de las pensiones promedio del 23%», agregó.

Tras esto, Briones aseguró que «un segundo retiro, de obrarse en las mismas condiciones que el primero, estamos hablando de un costo fiscal, en términos de mayores gastos que vamos a tener a futuro y menores ingresos a los cuales estamos renunciando por la vía tributaria, cercano a los 4 mil millones de dólares».

 

Reforma Previsional

Finalmente, el secretario de Estado hizo alusión a la Reforma de Pensiones, cuya tramitación se encuentra trabada en el Congreso, precisamente respecto a cuál será el destino del 6% adicional de cotización que plantea la iniciativa.

En este sentido, Briones apuntó a la equivalencia entre el primer y el posible segundo retiro frente a este porcentaje que busca la reforma.

«El primer retiro, equivale a subir en dos puntos porcentuales la tasa de cotización, dicho de otra manera, si hoy estamos hablando de seis puntos de cotización, dado el primer retiro, yo necesitaría subirlo en dos puntos adicionales, subirlo a 8 puntos para compensar el efecto del primer retiro, si vamos a un segundo retiro, estamos hablando de subir en 1,8 puntos porcentuales la tasa de cotización, adicional a lo anterior», expresó.

Es decir, bajo la lógica planteada por Briones, con ambos retiros se debería subir 3,8% adicional al 6% de la reforma, es decir, un 9,8% de cotización adicional.

En esta línea, el titular de la cartera concluyó que «en simple, cuando hablamos de una reforma de pensiones que plantea un aumento de 6 puntos, estamos llegando a la conclusión de que prácticamente dos tercios de esos seis puntos se esfuman con un segundo retiro».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *