La Fiscalía Regional de Los Ríos solicitó el arresto domiciliario total para el carabinero que mató de un disparo al malabarista Francisco Martínez, en un hecho que se registró el viernes pasado en la comuna de Panguipulli.

Durante la audiencia de formalización realizada durante este lunes, el Ministerio Público imputó al sargento segundo de la institución por homicidio simple, relatando que el imputado ejecutó seis tiros, de los cuales el último terminó con el resultado de muerte.

En su descripción de los hechos, el fiscal Juan Agustín Meléndez señaló que todo se gestó cuando Martínez se negó a someterse al control de identidad. Desde ahí, según el persecutor, la víctima amenazó a los funcionarios policiales con los machetes que usaba para su espectáculo callejero, al imputado respondió con un disparo en el suelo para disuadirlo, sin éxito.

“Acto seguido, el imputado efectúa dos disparos más al suelo, uno de los cuales logra herir a la víctima en una de sus extremidades inferiores. Tras ello, la víctima se abalanza directamente contra el imputado con un machete en cada una de sus manos, quien retrocedió e hizo un cuarto y quinto disparo”, expresó, consigna El Dínamo.

El Ministerio Público precisó que “el disparo letal es el último (sexto), en un lenguaje no médico es un disparo que da en el corazón”, añadiendo que “tal disparo excede la necesidad racional para repeler la referida agresión”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *