Expertos estudian “medialunas sísmicas” frente a Valparaíso con el objetivo de anticipar futuros grandes terremotos. Una de ellas es la tecnología de GPS cuyos principios son similares al utilizada para el posicionamiento en mapas mediante los teléfonos inteligentes, pero mejorada en cuanto a su precisión. En este contexto, indican que podría esperarse un sismo de 8 grados o más.

Marco Cisternas, geógrafo de la PUCV e integrante del proyecto Núcleo Milenio sobre ciclo sísmico en zonas de subducción, sostuvo que «los colegas del proyecto Anillo Precursor estudian de dos formas los cambios de las placas tectónicas: Con los GPS que muestran cómo se mueven las placas mínimamente, qué es lo mismo que comenzáramos a doblar una regla, pues ese es el movimiento que ejerce una placa sobre otra (Nazca y Sudamericana). Entonces midiendo ese movimiento se puede inferir lo que está sucediendo abajo, y en este momento Valparaíso se está moviendo con dirección a Mendoza. Lo otro son los sismógrafos que no ven el movimiento de las placas sino que marcan la magnitud del movimiento», consigna Soy Valparaíso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *