El exjefe de Imagen Corporativa de la municipalidad de Valparaíso, Samuel León, descartó haber participado en las irregularidades denunciadas por el otrora jefe de prensa de dicho municipio, Patricio Aeschlimann, en el marco del sumario iniciado en contra de este último por acoso sexual.

El cineasta acusó además la existencia de una «red de protección municipal» en el caso seguido contra Aeschlimann, por lo que el municipio en cuestión ya inició una investigación, según informa hoy El Mercurio de Valparaíso.

En los descargos entregados por Aeschlimann, se le vincula a León en dos situaciones anómalas. De acuerdo al medio, la primera de estas refiere a la contratación de una productora en la que el ex encargado de Imagen tenía participación, mientras que la segunda refiere a la compra por parte del municipio de postales de un proyecto personal.

Ante las imputaciones, León aseguró que estas son «verdades a medias», anunciado que llegará hasta el Ministerio Público por lo señalado en su contra. «Claramente lo que pretenden es enlodar a un conjunto de funcionarios como los descritos en esos descargos, mezclando peras con manzanas, con medias verdades, e intentando perjudicar con algunas noticias falsas (denuncias falsas) a algunas personas directamente, partiendo por la propia abogada que lo denuncia por acosador», señaló León, consigna Emol.

Así también, continuó, también se buscaría «enlodarme a mí, a mi gestión y a mi trayectoria»: «La verdad es que lo que busca es impunidad de sus conductas desviadas y protegidas al interior del municipio». El ex jefe de Imagen recalcó además que «lo único que corresponde en mi caso es presentar la correspondiente denuncia a la fiscalía, dado que Patricio Aeschlimann, el denunciado por acoso sexual, da cuenta de que habrían existido negociaciones incompatibles e irregularidades en una serie de procedimientos municipales».

En tanto, ayer concluyó el sumario y se descartó la reposición solicitada por el ex jefe de prensa del municipio, ratificándose así la sanción de 60 días de suspensión y 50%de reducción de sueldo. «Los hechos denunciados por la trabajadora se dieron por acreditados, es decir, que se dio en una ocasión una conducta que consideré pertinente definir como acoso», manifestó por su parte la fiscal municipal del caso, Carla Meyer, al medio citado.

Esta última también se refirió a las irregularidades que alcanzarían a León, informando de la apertura de una indagatoria. «Se instruyó una investigación como lo establece el Estatuto Administrativo. Lo que corresponde cuando existen denuncias, tengan o no sustento, es realizar la correspondiente investigación sumarial, lo que fue instruido por el alcalde -Jorge Sharp- la semana anterior», cerró.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *