Dentro de 10 años habrá una fuerte baja, de hasta un 50%, en la disponibilidad de agua en los ríos, detallaron expertos tras emitir el estudio de la Universidad de Chile denominado “Actualización del Balance Hídrico Nacional“.

Según el informe, disminuirán los caudales de los ríos e incrementarán las temperaturas, algo que aseguraron afectará directamente al Valle del Aconcagua.

Al respecto, Mauricio Ceballos, vocero de Greenpeace, indicó que en la región de Valparaíso las construcciones en zonas costeras perjudicarán el consumo de agua, consigna BioBioChile.

La escasez del recurso afecta a casi un millón de chilenos que actualmente no tiene el acceso asegurado y que dependen de camiones aljibes, afirmó Rodrigo Mundaca, vocero nacional de Modatima.

Además, contó que cada vez que hay denuncias por usurpación de agua, las entidades responden que no tienen fiscalizadores.

Cabe destacar que, según este estudio, el 98% del agua es utilizada para usos industriales, agrícolas, forestales y mineros, mientras que el 2% restante es para el consumo de la población.

Esas cifras posicionan a Chile en el lugar 18 a nivel mundial de los países que están a punto de entrar en extremo estrés hídrico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *