El más reciente informe «Vida en Pandemia», estudio longitudinal de la Universidad de Chile, reveló que los hombres, las personas de mayor edad y los sectores de ingresos más altos tienen mayor disposición para vacunarse contra el Covid-19, en contraste  al rechazo al dispositivo médico, que es más elevado entre las mujeres, los más jóvenes y sectores de menores recursos.

Según la encuesta, aplicada a 2.019 personas de distintas partes del país entre el 26 de noviembre y el 12 de diciembre, el 41 % de las personas afirmó máxima disposición frente al dispositivo médico, mientras el 17 % responde que «de ninguna manera» se vacunará y un 42 % muestra distintos niveles de vacilación.

Por grupos, la plena intención a inocularse en los hombres alcanzó el 48 %, mientras que en las mujeres es de 36 %; el rechazo en los primeros es de 14 % y en las segundas es de 20 %.

La distinción etaria permite apreciar además que las personas de mayor edad tienen más disposición a vacunarse que los más jóvenes: el 52 % de las personas de 50 ó más años lo haría «de todas maneras», respuesta que sólo se da en el 34 % del grupo de 20 a 29 años, consigna Cooperativa.

A nivel socioeconómico, los sectores de ingresos más altos expresan mayor disponibilidad que los de menores ingresos. El 50 % del primer grupo respondió «sí, de todas maneras» a administrarse la fórmula, mientras que el 35 % del segundo grupo respondió afirmativamente; en los primeros, el rechazo llegó al 13 %, y en los segundos, al 21 %.

POSTERGAR SU USO ENTRE LOS PRINCIPALES ARGUMENTOS

Dentro de quienes no manifiestan intenciones de vacunarse o vacilan su postura (1.070 personas de la muestra), el 49 % de las respuestas están asociadas a postergar su uso: de ellos, el 45 % «se la pondría más adelante, cuando se pruebe que en la población que se vacune no hay efectos secundarios», y otro 4 % apuesta a inocularse «la segunda o la tercera, no la primera vacuna que saliese», que actualmente es la de Pfizer-BioNTech.

El segundo tipo de motivos más preponderante está relacionado con la desconfianza hacia las vacunas, en el 41 % de los casos. «Le preocupan los eventuales efectos secundarios», fue la respuesta del 33 % de ese grupo; mientras que el 8 % de este afirmó que «No cree que será efectiva o eficaz».

Entre los encuestados, la postura «antivacunas» apenas alcanzó el 3 %, lo que «permite plantear que, en este caso, no se observa oposición declarada en la sociedad chilena», destacó el plantel público.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *