La Escuela de Salud Pública de la Universidad de Chile publicó su noveno informe Covid-19, donde indican que el número de casos de coronavirus en el país podría comenzar a bajar a finales de junio e inicios de julio. Pese a esto, llamó a mirar la situación con «cautela» y mantener las medidas sanitarias.

«De mantenerse las últimas cifras reportadas, y en la medida que estas sean un proxy de la situación epidémica real del Covid en Chile, hay cierta esperanza de que la reducción de Re a números menores que 1 continúe y que comience a disminuir el número de casos al final de junio y julio», indica el documento.

«Sin embargo, hay que mirar esto con cautela. El efecto que produzcan en la dinámica los meses más fríos del año es aún una incógnita», precisa.

Cabe destacar que el Número de Reproducción Efectivo (Re) indica la cantidad de nuevos casos que produce de manera directa cada caso conocido.

Al respecto, afirma que existe una «situación que es heterogénea en el país y en la RM (Región Metropolitana). Aunque hay una reducción en la velocidad de contagio, aún hay 24 comunas en la RM con Re mayor a 1».

Camas UCI

Pese a lo anterior, la Escuela de Salud Pública sostiene que: «Seguimos en momentos muy críticos de la epidemia, es esperable que siga un importante número de casos y en la utilización de UCI en esta semana (22-28/6)», consigna Meganoticias.

En ese sentido, detalla que en la actualidad hay 1.996 Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) «con signos de saturación a nivel de muchos hospitales, con pacientes que requieren UCI y están en urgencia, o ventilados fuera de UCI».

«Sochimi (Sociedad Chilena de Medicina Intensiva) informa una ocupación UCI que llega a un 90% a nivel nacional y 95% a nivel de la Región Metropolitana, con 298 pacientes en ventilación mecánica fuera de UCI», añade.

Diagnóstico

Por otra parte, el informe señala que: «el esfuerzo diagnóstico sigue teniendo valores altos en el porcentaje de positividad en la última semana. Esto es concordante con un alto subreporte de casos (53%)».

«Aunque el número absoluto es importante, se debe seguir incrementando este esfuerzo para conocer la realidad de la magnitud de la infección y para tener una adecuada trazabilidad de los casos, lo que hará descender el riesgo en el momento en que desescalen las intervenciones epidemiológicas. Los indicadores de riesgo están teniendo una relativa estabilización en la última semana», concluye.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *